Pensar en positivo

  • Mantente sereno cuando otros estén furiosos y pierdan la cabeza. Tú tienes el control sobre tus emociones, no lo pierdas.
  • Recuerda que cada discusión tiene al menos tres puntos de vista: el tuyo, el del otro y los de terceros, que pueden estar más cerca de la objetividad.
  • Espera a calmarte antes de hablar. Ten en cuenta que la relación es más importante que a discusión. Dale más relevancia a las personas que a las opiniones.
  • Nunca te arrepientas de tratar bien a la gente: es el mejor negocio en todos los sentidos.
  • Busca el lado positivo aún en las situaciones más complicadas. Te ayudará a convertir los problemas en oportunidades.
  • Establece el hábito de hacer preguntas y, sobre todo, escuchar las respuestas. Pregunta antes de reaccionar.
Marketing Positivo, Actualizado en: jueves, octubre 19, 2006