CARA A CARA CON LA VIDA


En este libro, subtitulado "Conversaciones con los grandes científicos de nuestro tiempo", Eduardo Punset repasa muchos de los fascinantes diálogos que mantuvo durante la realización del programa "Redes".
Hablando con Rodolfo Linas acerca de la búsqueda del eslabón perdido del sistema nervioso, este explica el caso de los tunicados:

"El tunicado se mueve activamente pero sólo vive una hora, porque en una hora se le agota la batería, ya que carece de aparato digestivo. Nace con una yema que come a medida que va muriendo. Y en el transcurso de esa hora debe encontrar un sitio donde fijarse. Cuando encuentra ese lugar, se fija en él, mete la cabeza y absorbe su propio cerebro porque ya no lo necesita".

A lo que Punset apostilla:

"Hay gente que, al establecerse y encontrar un trabajo fijo, se comporta como los tunicados".

Marketing Positivo, Actualizado en: domingo, julio 15, 2007