Buenos propósitos

El fin de año es uno de los momentos en los que trazamos planes y nos comprometos con objetivos que luego vamos descartando según avanzan los meses (me apunto al gimnasio, aprendo inglés, hago tal colección). La mayor parte de las veces ocurre porque estos propósitos se toman sin una meta definida.

Alicia: ¿Me puede indicar el camno?
Conejo: ¿A dónde quiere ir?
Alicia: Pues la verdad es que no estoy muy segura.
Conejo: Y entonces ¿qué más le da qué camino tomar?

Preparar tu plan de negocio para 2008 es la mejor forma de aprovechar las horas muertas de estos días festivos, pero sobre todo pregúntate a dónde quieres llegar y porqué, escríbelo y ya no lo olvides durante todo el año.
Marketing Positivo, Actualizado en: viernes, diciembre 28, 2007