Charlando con la peluquera

Quien me conoce físicamente sabe que no soy cliente para peluquerías, lo que no excluye que tenga amistades en el sector y pueda un día tener esta charla con una peluquera:
-Amigo Jesús, ¿no me comentaste que trabajabas en eso de la protección de datos?
-Efectivamente ¿tienes alguna duda?, ¿te puedo ayudar en algo?
-Pues ya no me hace falta, lo tengo resuelto. Lo que no entiendo es que cobréis por eso, porque a ti hay que pagarte ¿no?
-Mujer, por responderte a una duda no te voy a cobrar nada, pero obviamente si tengo que hacerte todo el trabajo de adecuación a la LOPD, sí. De la misma forma que tu no cobras por aconsejar si queda mejor rizos que liso, pero sí que cobras por hacer el trabajo ¿correcto? ¿Y cómo es eso de que lo tienes resuelto?
-Pues eso te decía, que lo he resuelto yo y gratis, gracias a una compañera que se ha enterado bien. Y es que el que manda en esto no dice lo mismo que tú, él dice que es gratis.
-¿Cómo el que manda? ¿A quién te refieres?
-Mira esto en internet que me envió mi compañera:

LECTOR: Buenas tardes; soy una peluquera que no tiene fichas de clientes sólo dos empleadas. ¿Qué tengo que hacer para cumplir con la Ley? Me vienen empresas a meterme miedo y a querer cobrarme 300€ por el servicio. Gracias,
ARTEMI RALLO: Es muy fácil. Entre en la página web de la Agencia (www.agpd.es) y encontrará toda la información que necesita- Básicamente, solo necesita hacer dos cosas. Primero: rellenar un documento de seguridad en términos sencillos y segundo: notificar la existencia de ese fichero por vía Internet. Todo gratis.

(Fragmento del encuentro digital entre Artemi Rallo, director de la Agencia Española de Protección de Datos, y los lectores de El Mundo)

¿Y qué le dice uno a la pobre peluquera confundida? (y además llueve sobre mojado, porque en realidad esta es la respuesta habitual de la Agencia cuando un empresario se dirige al teléfono de atención al ciudadano con una duda similar).

OPCIÓN 1: Amiga peluquera, primero vas a tener que emplear tiempo y esfuerzo en encontrar en la web los documentos que cita el director, ya que ni siquiera se toma la molestia de darte su nombre (son el Formulario Nota y la Guía de Seguridad, de nada). En segundo lugar tardarás otro tiempecito en rellenarlos, y teniendo en cuenta que no tienes ni idea de protección de datos y no te vas a poner a repasar la LOPD y su Reglamento, incluso con el riesgo de cometer algún error. Además a partir de ese momento deberás estar al tanto de cada cambio legislativo que pueda surgir y te obligue a modificar la documentación, aparte de actualizar el documento de seguridad cada vez que se produzca algún cambio. Por supuesto no dispondrás de ningún servicio de consultoría ante una duda, ya que la Agencia, cuando no se está luciendo en un medio de comunicación, tarda una media de más de un mes en responder a cualquier consulta. Y si alguna vez tienes algún problema con la Agencia (inspección, denuncia, etc...) no dispondrás de defensa jurídica ya que no has contratado servicio alguno, y tendrás que arriesgarte a defenderte por tu cuenta (muy peligroso sin conocimientos) o a contratar a precio de oro a un abogado que conozca la protección de datos. Y todo esto lo estarás haciendo bajo tu absoluta responsabilidad, ya que en ningún caso podrás escudarte ante una sanción en que hiciste lo que el Directos de la Agencia manda, ya que ellos mismos se cubre muy bien las espaldas con textos como este en sus documentos:

AVISO IMPORTANTE (en la Guía de Seguridad): Debe entenderse, en cualquier caso, que siempre habrá que atenerse a lo dispuesto en la LOPD, en el RLOPD, y en el resto de previsiones relativas a la protección de datos de carácter personal, y que la utilización de este modelo como guía de ayuda para desarrollar un “Documento de Seguridad” debe, en todo caso, tener en cuenta los aspectos y circunstancias aplicables en cada caso concreto, sin prejuzgar el criterio de la Agencia Española de Protección de Datos en el ejercicio de sus funciones.

Que es como decir: "ahí te las apañes".

Mención aparte merece el comentario "Todo gratis". Al parecer, amiga peluquera, este señor debe creer que cuando no estás rellenando documentos te dedicas a la vida contemplativa. Ya que supongo que mientras vas haciendo todo lo que te he comentado no estarás en disposición de cortar puntas, hacer cardados o teñir melenas, dificilmente lo puedes considerar "gratis", y con un calculo muy por encima del tiempo necesario y lo que cobras por tus servicios, estoy seguro que al final te va salir por mucho más de 300€.
Al fin y al cabo también puedes hacer el IRPF tú misma e incluso tienes una aplicación gratis para hacerlo (PADRE) y sin embargo pagas al asesor fiscal; ninguna ley impide que tu misma hagas las nóminas de tus dos empleadas y lleves tu contabilidad pero pagas al asesor laboral y contable. Lo haces porque así descargas esas responsabilidades legales en profesionales del sector y tu puedes dedicar todo tu tiempo y atención a lo que realmente sabes hacer y te da de comer.

OPCIÓN 2: Ah, pues qué bien, me alegro mucho que te salga gratis. De todas formas ya sabes dónde estoy si cambias de opinión. Ya nos veremos, chao.

Yo voto por la última opción, y me voy a buscar un médico, un asesor o una clínica, todos de nivel medio o alto, donde facturo y gano mucho más. Y no porque no tenga argumentos, como demuestro más arriba, sino porque emplear dos o tres horas de mi tiempo profesional en sacar de su error a esta peluquera, para luego ganar sobre 300 €, sencillamente no me sale a cuenta.

¿Y tú, qué opción prefieres?
Marketing Positivo, Actualizado en: jueves, mayo 08, 2008