Hay datos y datos ... de carácter personal

(Aviso: el autor declina toda responsabilidad en el caso de que reciba usted un resumen de esta nota a través de algún sistema de suscripción automático y pinche la opción "Seguir leyendo", accediendo así a la tremenda revelación que se ofrece al final de este texto.)

En esto de la LOPD hay veces que uno puede verse fácilmente envuelto en estériles y complejísimas discusiones técnicas acerca si esto o aquello es un dato de carácter personal, y a base de darle vueltas y vueltas el asunto acaba perdiendo todo contacto con la realidad y por momentos se acerca a situaciones casi kafkianas. En estos casos, igual que el hipnotizador saca al sujeto del trance chasqueando los dedos, conviene un golpe de realidad que nos resitúe en el espacio de lo racional. ¡Toma ya!

Acudamos primero al texto legal de referencia. El artículo 5 del RD 1720/2007, titulado "Definiciones" dice en sus apartados f) y o):

Datos de carácter personal: Cualquier información numérica, alfabética, gráfica, fotográfica, acústica o de cualquier otro tipo concerniente a personas físicas identificadas o identificables.

Persona identificable: toda persona cuya identidad pueda determinarse, directa o indirectamente, mediante cualquier información referida a su identidad física, fisiológica, psíquica, económica, cultural o social. Una persona física no se considerará identificable si dicha identificación requiere plazos o actividades desproporcionados.

(La negrita es mía.)

Y así por lo tanto, sin liarse más, una dirección IP, el DNI, la matrícula de un coche, un número de cuenta corriente, incluso un correo electrónico, NO son en sí mismos datos de carácter personal, sino que se convierten en tales cuando se guardan junto a otros que permiten la identificación de la persona física sin recurrir a plazos o actividades desproporcionados.

Y si estoy equivocado me voy a exponer, así a pelo, a la más terrible sanción de la historia de la AEPD: voy a revelar en internet un fichero con datos especialmente protegidos que afecta a millones de españoles e incluso a miles de millones de ciudadanos de todo el mundo.

Nada más y nada menos...

...que...

¡¡¡ El PIN de todas las tarjetas del mundo !!!

Pero no... aun no.

Piénsalo bien... el tuyo también está ahí.

Usa esta información con responsabilidad.

Por favor, no le des un uso criminal ni se la cedas a delincuentes conocidos.

Incluso el equilibrio financiero mundial podría estar en riesgo.

Por última vez: si eres menor de edad, bebes alcohol o fumas cosas raras NO pinches el enlace.


Marketing Positivo, Actualizado en: sábado, junio 07, 2008