Morosidad y protección de datos

Parece ser que las empresas de recobros tienen nuevos clientes: hoy se ha publicado que ante el aumento de las facturas impagadas, las empresas eléctricas, 'telecos' y bancos ponen a la venta sus carteras de morosos.
La crisis económica ha traído un aumento importante de la morosidad. Tanto es así, que muchas empresas españolas están poniendo en manos de firmas de recobro sus carteras de morosos. Estas sociedades, especializadas en perseguir a los clientes más remolones a la hora de pagar sus facturas, adquieren estas bolsas de créditos con un descuento. De esta manera, permiten a las entidades, bien sean financieras o no, liberar de su balance provisiones y anotarse unos ingresos extraordinarios con los que no contaban, al tener contabilizados a cero el valor de esos préstamos y cobros. La distribución alimentaria y los servicios son otros de los sectores que se están apuntando a esta práctica.
Hay que suponer que sus departamentos jurídicos sabrán elegir con mesura los compañeros de juego en esta aventura, porque lo cierto es que los métodos de más de una y de dos de estas empresas de recobros son más que discutibles desde la perspectiva de la LOPD y el resto de leyes de la protección de datos.
Y de momento la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ya ha dado el primer aviso: es el caso de la firma El Torero del Moroso, que ha sido sancionada  por emplear tácticas de cobro abusivas y vulnerar el deber de secreto.
Marketing Positivo, Actualizado en: lunes, septiembre 22, 2008