Nadie está a salvo

Por si alguna vez hubo dudas sobre si el colectivo de autónomos sufriría la actual crisis con las misma virulencia que el resto, las frías cifras han venido a poner las situación negro sobre blanco: por primera vez desde 1992 ha descendido, con un número de 9.334 bajas netas.
En elEconomista.es se hace un profundo análisis de la situación en este artículo: Nadie está a salvo: el número de autónomos cae por primera vez en 16 años, donde se señala que la caída del negocio (crisis actual), las dificultades financieras (entidades financieras con el grifo cada vez más cerrado), la ausencia total de protección por cese de actividad (como siempre) y Hacienda (dedicándose a inspeccionar a quienes solicitan la devolución del IVA), son los mayores problemas a los que se enfrentan.

Resulta lamentable comprobar la poca atención que se presta a un colectivo clave en los esfuerzos por salir de la actual situación económica. A los consejos de administración y los accionistas de las grandes empresas no les preocupa si sus beneficios han de salir ahora de los países del Este o de Latinoamérica, y no será su éxito el que tenga un reflejo directo sobre la economía de los españoles de a pie.

Si ayer decía que la franquicia necesita un barniz de marketing lateral, hoy lo repito respecto a los autónomos.

Inyectemos una dosis de Espíritu Empresarial antes de que el virus se extienda.
Marketing Positivo, Actualizado en: domingo, septiembre 14, 2008