Así, sí

Isabel Sánchez-Lozano, presidenta de la ACE-FECEMD  (Asociación de Contact Center Española) comenta en una entrevista en MarketingDirecto.com, el portal de la publicidad y el marketing, sus impresiones sobre las nuevas medidas anunciadas por el gobierno con el fin de poner freno al auge de las "llamadas basura", el abuso del telemarketing sin consentimiento por parte de algunas compañías. A diferencia de algunos compañeros asociativos, que se lían con las sanciones o ven apocalipsis donde no los hay, lo hace con inteligencia y elegancia, entendiendo que no se trata de una normativa "contra" las empresas sino "a favor" del usuario, y apostando en buena medida por la autoregulación a través de un de un Código de Conducta y un Convenio Regulador basados en la directiva europea tan mencionada en estos últimos días.
Entre otras frases dice:
Esta normativa busca asegurar una mayor protección para los usuarios y establecer unas garantías para que los consumidores puedan emprender medidas judiciales en caso de considerar que han sido víctimas de una publicidad agresiva o abusiva.
Nuestra Asociación siempre ha buscado regularizar y profesionalizar nuestra actividad.
En ningún caso se pretende acabar con la publicidad telefónica, uno de los sectores con más auge en nuestro país y que emplea en la actualidad a más de 59.000 personas, entre las cuáles más de un 76% son mujeres.
Actualmente en España, la Ley general de telecomunicaciones para hacer llamadas con fines de venta directa mediante sistemas de llamada automática a través de servicios de comunicaciones electrónicas, sin intervención humana (aparatos de llamada automática) o facsímil (fax) exige obtener el consentimiento previo, expreso e informado del abonado. Y cuando las llamadas se realicen a través de otros medios, esto es, con intervención humana, sólo se pueden realizar en caso de que el abonado no haya manifestado su deseo de no recibir dichas llamadas.
Además, la realización de este tipo de llamadas incumpliendo alguno de los requisitos sin el consentimiento o en contra del parecer del abonado puede ser sancionado con una multa de de 30.001 a 150.000 euros en caso que se realicen de forma masiva o se realicen más de tres llamadas a un mismo destinatario en un año, o con una multa de hasta 30.000 euros en el resto de supuestos.
Entrevista completa 


Y es que no estamos solos en el mundo intentando promover la protección de datos como una cuestión mucho  más relacionada con la imagen corporativa y el buen gobierno que con la legalidad vigente. Hoy he leído este estupendo artículo: Buen Gobierno. Una reflexión en voz alta que recomiendo leer completo, pero del que destaco especialmente este párrafo:
No podemos trabajar en Buen Gobierno y no analizar en profundidad las evidentes implicaciones que tienen los sistemas de información y la información misma en las decisiones que toman los equipos directivos de las grandes compañías. No podemos hablar de un proyecto sostenible de una empresa y no tener en cuenta la evaluación continua de riesgos, riesgos que pueden afectar a la cuenta de resultados de la empresa de forma impredecible, tanto a través de un problema de la imagen de marca como de una sanción de la LOPD.


Foto: Flickr 

Marketing Positivo, Actualizado en: miércoles, octubre 08, 2008