Tus datos están por las nubes (1): Cloud Computing

Ya podemos decir cuál será la próxima gran tendencia en el mundo de las nuevas tecnologías y en el mercado global de internet, pero no porque se haya inventado nada de pronto, sino porque hay algo que hasta ahora andaba disperso en varias denominaciones que en los últimos tiempos se han unido en un solo concepto, es decir, se le ha puesto nombre, se ha bautizado, y ahora ya puede ser pasto de los expertos en marketing y convertirse en lo más "in", lo más "geek" y lo más "cool" del momento.

Estoy hablando de cosas que, por ejemplo, y no pretendo escribir una lista taxativa, hasta ahora se llamaban así:
  • Servicios clásicos ya muy conocidos y utilizados por el mercado de internautas como son los foros, los chats y en especial los webmail (Gmail, Hotmail, etc...)
  • Las redes sociales, los blogs, los wikis, el microblogging y en general todas las herramientas 2.0
  • Las aplicaciones web: aquellas en las que los usuarios acceden a un servidor web a través de Internet o de una intranet mediante un navegador.
  • Software como Servicio (del inglés: Software as a Service, SaaS): modelo de distribución de software donde una empresa ofrece un servicio integral de mantenimiento, operativa diaria, hospedaje y soporte del software usado por el cliente.
En resumen servicios de la sociedad de la información que son la evolución lógica del desarrollo tecnológico, tal y como ya preveía hace unos cuantos años Jeremy Rifkin en su libro La era del acceso, un mundo en el que en vez de ser "propietarios" (por ejemplo de un software), somos "usuarios" (de una aplicación en internet) a la que la compañía prestataria del servicio nos da "acceso".

Pues bien, todo esto se llama ahora cloud computing, la nube como metáfora de la red que todo lo contiene y a la que todos viviremos eternamente conectados. Cloud computing es el término de moda. Tan tan de moda, que hasta la empresa número uno del modelo contrario, el que pone por encima de todo el pago por licencia, la todopoderosa Microsoft, ha anunciado el lanzamiento de su versión del asunto: Windows Azure.

Las ventajas son obvias, como por ejemplo ahorro de costes en licencias y almacenamiento de información, acceso desde cualquier punto (y más con el mundo "wifi" al que nos acercamos) sin depender de un equipo concreto en una mesa concreta, aplicaciones ajustadas a las necesidades del usuario, etc. Pero las desventajas también, en especial una cierta pérdida de control sobre un activo tan importante y tan valioso como es la información, porque la fin y al cabo los datos ya no están en los ordenadores de la empresa, sino en los servidores (que pueden estar en cualquier sitio del mundo) de la compañía prestataria del servicio, que puede incluso haber subcontratado el almacenamiento con vaya usted a saber que otra tercera firma.

Pero como... un momento... espera, espera... ¿hemos dicho datos? Entonces la LOPD, la protección de datos en general ¿pinta algo en todo este asunto? Pues indudablemente sí, pinta bastante, pero otra cosa es que las empresas del sector se hayan enterado. Y va a ser que no del todo. ¿Que porqué lo digo? Pues atento a los próximos días si lo quieres saber porque con esta nota se inicia una serie de tres que nos permitirán echar un vistazo al nivel de conocimiento de la legislación en protección de datos dentro de las compañías dedicadas al cloud computing.

Y para amenizar la espera y terminar de comprender lo que significa el término de marras, os dejo un vídeo subtitulado en castellano por la gente de Nubeblog, un blog dedicado específicamente al... cloud computing. ¿Ves como ya está por todas partes?



Resto de la serie:

Imagen: Flickr  
Marketing Positivo, Actualizado en: jueves, octubre 30, 2008