Lágrimas de cocodrilo

¡Estamos indefensos ante la publicidad telefónica! Protección de Datos constata que no existen maneras eficaces de conseguir que las compañías no nos llamen al móvil para hacer publicidad, clama hoy escandalizado adn.es (típico periodismo basura que vive permanentemente escandalizado).

¿Y porqué lo dice?

Porque le ha llegado hoy mucho material desde la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD ) que le ha puesto fácil "fabricar" un titular en esa dirección.

Sucesivamente ha recibido:
Todo ello muy relacionado con la sentencia que comentamos hace unos días en la que la Audiencia Nacional dictaminaba que un número de móvil no unido al nombre de una persona, no es una dato de carácter personal.

Y ahora no sé qué hacer.

Porque como Consultor en Protección de Datos no puedo evitar quedarme perplejo. Al parecer a partir de ahora si a un consumidor le estafan en una tienda, compra alimentos en mal estado en un supermercado o no le funciona ese MP3 tan chulo, y siempre y cuando no haya datos de carácter personal por medio, habrá quedado completamente indefenso y podrá ser timado, vejado, troceado y arrojado a los tiburones, amén.
Es decir, que si la AEPD no puede actuar somos carne de cañón.
¿Habrá de pronto desaparecido del ordenamiento jurídico español toda la legislación del comercio y defensa del consumidor?
¿Y qué le van a decir a partir de ahora a las empresas denunciadas por enviar faxes promocionales no solicitados (ejemplo), a las que sancionan reiteradamente? Tampoco en este caso hay datos de carácter personal ya que los destinatarios son números de empresas.
¿Quizás han derogado la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico y yo no me enterado?

Claro que como Técnico en Marketing vuelvo a descubrirme ante la capacidad de conseguir publicidad gratis. Obviamente la AEPD es una institución que, por sus potestades sancionadoras, tiene un elevado índice de posibilidades de "caer mal", incluso muy mal. Así que desde la llegada del actual director se ha ido embarcando en sucesivas "cruzadas" de las que dan para titulares llamativos, intentando erigirse en una suerte de "defensor del consumidor" frente a las grandes compañías de internet (Google, Youtube) y ahora de telecomunicaciones.

Y si la Audiencia Nacional le quita la razón, pues una sesión de lágrimas de cocodrilo, que da para algunas portadas más.

Y luego, espero, a seguir trabajando, ya que la inmensa mayoría de las empresas de este país ni siquiera han dado de alta sus ficheros en el Registro General de Protección de Datos.

Foto: Flickr
Marketing Positivo, Actualizado en: jueves, noviembre 20, 2008