Informe Ejecutivo GEM España 2008

El programa de investigación GEM (Global Entrepreneurship Monitor, Observatorio global del espíritu empresarial) es una evaluación anual del nivel nacional de la actividad emprendedora. Sobre la base de un sistema armonizado de evaluación del nivel de la actividad empresarial de todos los países participantes, consiste en la exploración del papel del espíritu empresarial en el crecimiento económico nacional. (Se entiende por actividad emprendedora el conjunto de iniciativas de negocio de cualquier tipo y sector, incluido el autoempleo, que están en el mercado por un período no superior a tres años y medio. Superado dicho período, la actividad pasa a ser considerada como consolidada.)

España, adherida al Proyecto desde su apertura Global en el año 2000, ha desarrollado un modelo de implantación y crecimiento del Proyecto que convierte a su Observatorio en el más completo de todos cuantos se han establecido en el mundo. Creando una estructura similar a la del Proyecto Global, pero perfeccionando su gestión interna, España cuenta con 18 equipos operativos.

Recientemente se ha publicado el Informe Ejecutivo 2008 sobre España. Son más de cien densas páginas con información de todo tipo, gráficas, comparativas, análisis, perfiles... un festín informativo.

Si te da pereza, lee al menos estos fragmentos del Resumen Ejecutivo:
La actividad emprendedora en España ha disminuido un 8% entre Julio de 2007 y Julio de 2008 acusando la recesión actualmente convertida en crisis. Este resultado supone la pérdida de más de 150.000 iniciativas en fase emprendedora, es decir, que no tenían más de 42 meses de vida en el mercado en este período.
Acompañando al resultado anterior, el abandono de negocios y empresas en el período analizado invierte su tendencia y aumenta un 30% con respecto al año anterior en que había disminuido más de un 15%. De ellos, un 25% ha sido traspasado o vendido, mientras que un 75% ha cerrado efectivamente.
La recesión ha producido diversos efectos en los indicadores proporcionados por el Observatorio GEM. Así, el perfil del emprendedor de este año cambia de forma que la edad media del mismo se incrementa por mayor retraimiento de los jóvenes en cuanto a considerar la alternativa de emprender como una opción profesional. Asimismo, se acerca la tasa de actividad femenina a la masculina por haber impactado más la recesión en negocios regentados por hombres que por mujeres. También es importante mencionar la menor presencia de emprendedores extranjeros, especialmente, de inmigrantes de régimen general y nacientes.
Los emprendedores de esta edición constituyen un grupo menos homogéneo que los de la pasada, en el sentido de presentar una mayor dispersión en cuanto a nivel de estudios y renta. La recesión ha impulsado a personas, que han perdido su puesto de trabajo por cuenta ajena, a emprender y ello ha tenido como consecuencia la irrupción en este colectivo de emprendedores con menos estudios y poder adquisitivo. Prueba de que esta tendencia continuará es el aumento de un 12,4% de la intención de emprender en los próximos años. Sin embargo, la tasa de actividad emprendedora por necesidad permanecía estable en Julio de 2008, esperándose su incremento en la edición 2009, cuando los efectos de la crisis sean más evidentes.
En cuanto al entorno para emprender, la percepción de oportunidades permanece estable, aumenta la consideración de la actividad emprendedora como buena opción profesional, pero aumenta el temor al fracaso. Los expertos proporcionan una valoración algo negativa de la capacidad de nuestra población para emprender y señalan que la educación específica sigue siendo muy deficitaria en este ámbito. Este factor y la dinámica interna de nuestro mercado son los obstáculos más importantes que existen este año para el desarrollo de la actividad emprendedora.
Ante esta situación, de cara al 2009, pueden darse distintos escenarios y no resulta sencillo aventurar predicciones: por un lado, la tasa de actividad emprendedora podría disminuir debido a las dificultades para hallar financiación en medio de una crisis, pero también podría aumentar debido al apoyo a la actividad emprendedora como una de las soluciones a la falta de empleo. Parte de los subsidios de paro se emplearán para fomentar el autoempleo y ello tendrá su repercusión. Sin embargo es una incógnita si tendrá mayor impacto la dificultad de acceso a financiación privada o si prevalecerán y serán más efectivas las medidas gubernamentales de impulso para emprender.

(zip 6,28 MB) 
Marketing Positivo, Actualizado en: sábado, febrero 07, 2009