Abusar del email tiene efectos contraproducentes

¿Eres alguien que está a punto de lanzar al mercado un producto o servicio de uso masivo y dispones de una base de datos legal y actualizada? En ese caso el correo electrónico, pese a sus bajos índices de respuesta, puede ser un elemento del marketing muy a tener en cuenta.

Pero en estos otros casos, ¿eres un agente comercial intentando consolidar una representación o un pequeño empresario desarrollando un negocio a nivel local?, el mail tendrá sin duda muchas utilidades, pero nunca puede sustituir la visita presencial.

Salvo que seas un mago del marketing, del diseño, de la sicología y de la publicidad (todo al tiempo) ningún correo puede sustituir la emoción que se transmite con un diálogo, una mirada o un apretón de manos.

Abusar del correo electrónico tiene efectos contraproducentes: despersonaliza  las relaciones y ¿no es tu propia persona el valor fundamental de tu propuesta profesional?

Y además, para que lo vamos a negar, la mayor parte, si consiguen llegar a la bandeja de entrada y no acaban en la de spam, no se leen.

Cualquiera puede enviar un email: dale a tus clientes el valor añadido de tu atención presencial.
Marketing Positivo, Actualizado en: lunes, marzo 23, 2009