Los datos de la protección de datos

Acudiendo a las cifras recordemos que:
Por otro lado no hace falta ser un lince para saber que:
  • Falta ya poco para que la LOPD (con O de Orgánica, el máximo rango de una ley en este país) cumpla una década desde que entró en vigor.
  • Basta pasearse un rato por una calle céntrica de cualquier ciudad española para encontrar decenas de zonas videovigiladas que ni siquiera se han tomado la molestia de descargar el cartel que la AEPD pone a su disposición en la web.
  • La inmensa mayoría de las sanciones de la AEPD proceden de la tramitación de denuncias por parte de personas ajenas a la agencia (particulares, policías municipales, organismos de consumo, etc), es decir, la AEPD no realiza ninguna actividad de inspección sancionadora de oficio. De hecho, si fuera por ellos no habría más de una docena de sanciones al año.
Y sin embargo, según Pablo F Burgeño en un artículo titulado La Ley de Protección de Datos ahoga a las empresas españolas:
La desmedida severidad de la ley de protección de datos española está acabando con el músculo empresarial español.
El sector empresarial español sobrevive como puede, en un estado continuo de ansiedad, ante el temor de ser objeto y objetivo de la legislación en materia de privacidad más exigente del mundo. No sin motivo se afirma que somos los más afectados y castigados por sanciones de protección de datos, a pesar del elevado cumplimiento de la norma (elevado en términos comparativos).
El exceso de celo de la Agencia Española de Protección de Datos en la escrupulosa aplicación de la ley y, según dicen, cierto afán recaudatorio, han situado a la empresa española en una posición de desventaja innegable frente a sus competidoras europeas y mundiales.

Para cosas como estas los anglosajones inventaron su WTF? 

Alguien podría pensar que quizás el señor Burgueño es uno de esos ancianos abogados que viven encerrados en su oficina de marfil en la séptima planta del la sede central de alguna multinacional jurídica... pero no, como se puede ver en la foto del artículo es un tío joven y hasta tiene cuenta en Twitter (y yo le sigo desde hace tiempo) en la que se define como "Abogado y Geek".

Como muestra un botón: la pregunta 20 de la última entrevista con Artemi Rallo, director de la AEPD:
Buenos dias soy el CISO de una multinacional con sede en Barna, somos 9000 emplados en total. Mi situacion para hacer frente a los diferente cumplimientos y riesgos en la compañia son: 0 colaboradores y 0 presupuesto, ¿es consciente la agencia de la poca importancia que dan las empresas al tema del cumplimiento y la seguridad en general, ¿cómo puede invertirse la tendencia?
Quizás vivamos en universos paralelos, pero no veo yo el "estado continuo de ansiedad" al que alude Pablo F Burgueño.

Foto: Darwin Bell 
Marketing Positivo, Actualizado en: sábado, mayo 23, 2009