Carta de autoridades de protección de datos a multinacionales de Internet

El director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Artemi Rallo, y nueve de sus homólogos de todo el mundo, han suscrito una carta conjunta en la que se exige a Google Inc. y a otras multinacionales de Internet respeto por las normas de privacidad cuando lancen nuevos productos y servicios.

Artemi Rallo se encuentra entre los firmantes de la carta dirigida al director ejecutivo de Google, Eric Schmidt, en la que una decena de autoridades de protección de datos expresan su profunda inquietud por la amenaza que supone para la privacidad las prácticas de la empresa, especialmente en relación con los problemas suscitados por el reciente lanzamiento de su red social Google Buzz, con una protección inadecuada de la privacidad de sus usuarios.

En concreto, han rubricado el texto las Autoridades de Protección de Datos de España, Canadá, Irlanda, Reino Unido, Italia, Alemania, Nueva Zelanda, Francia, los Países Bajos e Israel. Se trata de una iniciativa sin precedentes por la que las autoridades de protección de datos de diez países, que representan a más de 300
millones de personas, se unen para recordar a estas organizaciones que deben cumplir con las leyes sobre la privacidad de cada uno de los países en los que desplieguen sus productos y servicios online.

Las autoridades de protección de datos y privacidad firmantes manifiestan en la carta que se muestran cada vez más preocupados porque “demasiado a menudo, el derecho a la privacidad de los ciudadanos de todo el mundo se está olvidando en el marco del despliegue de las nuevas aplicaciones tecnológicas de Google”. De hecho, consideran que la forma en que se ha llevado a cabo el despliegue de la aplicación Google Buzz “ha
conllevado un decepcionante desprecio por normas y leyes fundamentales sobre la privacidad”.

Asimismo, se pone de manifiesto que este no es un caso aislado, ni es la primera vez que desde Google olvidan aplicar las oportunas consideraciones sobre privacidad al lanzar nuevos servicios, en alusión a Google Street View, que se presentó en algunos países sin la debida consideración por las leyes de protección de datos y privacidad.

Las autoridades de protección de datos insisten en que Google se debería haber “percatado fácilmente” de los problemas para la privacidad vinculados al despliegue inicial global de Google Buzz en febrero.

Los problemas de Google Buzz

Las autoridades de protección de datos recuerdan que el servicio de correo electrónico Gmail, había sido un servicio de correo electrónico Web, individual y privado, pero se fusionó con un nuevo servicio de red social (Google Buzz), asignando automáticamente a los usuarios una red de “seguidores” de entre las personas con las que mantenían correspondencia más a menudo en Gmail. Esto se hizo sin informar adecuadamente
sobre el funcionamiento de este nuevo servicio ni proporcionar información suficiente para hacer posible el consentimiento informado.

“Estas acciones violaron el principio fundamental, relativo a que las personas deben poder controlar el uso de su información personal”, recoge el texto.

Los usuarios de Gmail -preocupados porque su información personal se estuviera revelando- fueron muy críticos con el nuevo servicio. En respuesta, Google se disculpó e introdujo rápidamente cambios para solventar las críticas generalizadas.

Las autoridades firmantes admiten que Google no es la única empresa de Internet que ha introducido servicios con una protección inadecuada de la privacidad. No obstante, urgen a Google a dar ejemplo "como líder del sector de Internet". Por ello –recoge la carta- “les instamos, como a todas las organizaciones a las que se les ha confiado información personal de individuos, a incorporar los principios fundamentales sobre
la privacidad directamente en el diseño de sus nuevos servicios en línea”.

Asimismo, incorporan una serie de recomendaciones específicas para mejorar la protección de la privacidad; animan a las organizaciones a trabajar junto a las autoridades de protección de datos cuando desarrollen servicios con implicaciones significativas para la privacidad y solicitan a Google que explique cómo va a cumplir con las leyes nacionales sobre la privacidad en el futuro.


Más información:
Marketing Positivo, Actualizado en: martes, abril 20, 2010