Nunca es gratis

A consecuencia de una estancia en un hotel en Nueva York, en el blog Libros y bitios hacen una acertada reflexión sobre el valor de nuestros datos:

Recientemente, en un viaje con cuyos recuerdos he castigado a mis lectores, me encontré (por azares del destino) de huésped en un hotel bastante bueno. Era Nueva York, y estaba en Park Avenue. Resulta que la conexión WiFi era de pago, y caro (cuando dentro de unos años veamos esto nos producirá la misma estupefacción que si nos hubieran cobrado el agua), pero si uno se registraba en la web de la cadena de hoteles, salía gratis. Como el WiFi salía a 15 dólares diarios, e iba a estar cuatro noches, lo hice: me pidieron mi nombre, dirección, un email, y marcar algunas aficiones. Y tuve mi conexión sin pagar.
60 dolares: ¡mis datos personales valían 60 dólares!

Como ya decíamos en ¿Vas a permitir que te quiten el control de tus clientes?, a todo empresario, profesional, comerciante, etc. le conviene conseguir esos datos cuanto antes (legalmente), no vaya a ser que un día tenga que pagar a un tercero por lo mismo.
Marketing Positivo, Actualizado en: lunes, junio 14, 2010