La última palabra

Un vendedor inteligente, tras terminar con éxito una entrevista comercial, expresará al marcharse el sentimiento más valioso en el mundo de los negocios: la gratitud. Ciertos vendedores obran como si su manera de conducirse careciera de transcendencia y no prestan atención al detalle del agradecimiento. Se debe dar al comprador las gracias por su tiempo, agradecerle sincera y calurosamente la atención y confianza que nos ha otorgado poniendo su firma en la nota de pedido, aunque haya resultado para nosotros una lucha ganada milímetro a milímetro.

Di gracias y dilo con sinceridad y sentimiento. Sonríe mientras lo dices. Demuestra al cliente que realmente aprecias lo que ha hecho al confiar en ti. A todos nos agrada creer que nuestro pedido es importante.

La tarea del vendedor no es conseguir ventas, sino lograr clientes. Y el buen vendedor sabe que cada cliente satisfecho es un manantial de futuras ventas añadidas y recomendaciones.

La venta sólo es tal cuando el pedido está firmado. Pero después de eso, el deber de todo vendedor es comprobar si el comprador obtiene el máximo provecho, la máxima satisfacción, las máximas ventajas y el debido rendimiento de lo que ha comprado.
Henry Ford

La relación con los clientes se resiente cuando se siente olvidados. No dejes que el cliente te olvide. Agradece su tiempo.


Marketing Positivo, Actualizado en: martes, diciembre 27, 2011