Ir al contenido principal
EL PODER ESTÁ EN LA ACTITUD…

  • Pocos ricos y poderosos sobresalen por su talento, encanto o belleza: son ricos y poderosos porque se propusieron ser ricos y poderosos.
  • Quien navega sin una meta nunca llega al puerto deseado. Una meta ambiciosa debe estar por encima de tus posibilidades. Desarrolla una indiferencia absoluta ante las limitaciones que imponen tus capacidades. Cualquier cosa que la mente humana puede imaginar, se puede conseguir.
  • No seas esclavo de los títulos. Los más listos del colegio o la universidad casi nunca son los que más éxitos consiguen. Los “empollones” consiguen trabajos acordes con sus calificaciones (el pasado), no con sus deseos de triunfar (el futuro).
  • No tengas miedo a los errores, los intentos fallidos son una condición ineludible del éxito. Quien da el paso al frente cuando el árbitro pita un penalti y dice “lo tiro yo” es obvio que puede fallarlo, pero el que agacha la cabeza y se esconde jamás meterá gol. Simplemente aprende de los fracasos. Samuel Beckett dijo: “Equivócate, equivócate otra vez, pero equivócate mejor”; y Winston Churchill dijo: “El éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”.
    Mientras haya un objetivo no existen límites para lograr el éxito.



    … Y TAMBIÉN EN EL EQUIPO

    Esto lo dijo Mark Twain: “Aléjate de aquellas personas que traten de despreciar tus ambiciones. Las personas mezquinas siempre lo hacen, pero las verdaderamente grandes te hacen sentir que tú también puedes llegar a ser grande”.

Entradas populares de este blog

¿Qué estás poniendo bajo la firma de tu mail?

Un comentario de ayer en el blog sobre sanciones LOPD me recordó un tema que hace tiempo quería comentar: esos curiosos avisos supuestamente legales tan frecuentes al pie de los correos electrónicos, con más tendencia al barroquismo y la extravagancia cuanto más grande es la empresa que lo envía. Se trata de una sanción de 1.200€ a una librería, que aunque incluía en sus correos un enlace a la Política de Privacidad en su web, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) determinó que aunque sea gratuito, no es un procedimiento sencillo ya que, por un lado, la información que se desprende del enlace no permite relacionarlo de forma fácil ni con el ejercicio del derecho de oposición al tratamiento de datos con fines comerciales ni con la existencia de un procedimiento habilitado para ello y, por otro lado, dicho enlace no remite directamente al procedimiento, sino que enlaza con la información. La historia completa en Cuestión de detalles. Comenta Alejandro , de Esal Consultore

La Lista Robinson de FECEMD y mis perplejidades

Hace ya unas semanas que la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD) anunció, con la colaboración de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), su servicio de Lista Robinson, un fichero de exclusión en los términos del artículo 49 del Nuevo Reglamento LOPD, que aseguraban permitirá a los ciudadanos inscribirse para evitar recibir comunicaciones comerciales no deseadas, de empresas con las que no mantengan o no hayan mantenido algún tipo de relación. Como todas las noticias recogidas en diferentes medios me resultaban algo confusas, me he abstenido de dar ninguna opinión hasta no haber acudido a alguna de las presentaciones conjuntas FECEMD-AEPD previstas. Ayer estuve en la que se realizó en la sede de la CEOE en Madrid y tras dos horas de conferencia, preguntas y respuestas, si estoy escribiendo estas líneas no es porque me haya aclarado en absoluto... sino para compartir mis perplejidades y rogar que alguno de los ilustres profesionales del Derecho (e

¿Soluciones "a coste cero"?: empecemos a poner un poco de orden

Importantísimo artículo publicado ayer en El Mundo (otro documento imprescindible a partir de ahora en la carpeta de cualquier consultor, pincha la imagen para verlo más grande) denunciando el mal uso de los fondos para formación de trabajadores con el fin de enmascarar la prestación de servicios de consultoría en protección de datos: La protección de datos se financia con el Forcem. La antigua Forcem, ahora denominada Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, vuelve a estar en entredicho y otra vez es por el uso de los fondos destinados a la formación de trabajadores que gestiona. Empresas dedicadas a la implantación de la protección de datos están utilizando los recursos destinados a cursos de formación como reclamo para pagar sus servicios, en los que la formación únicamente sirve en ocasiones sólo para encubrir la financiación de los recursos. Es lo que ellos denominan la adaptación a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) "a coste cero" en algunos anu