Ir al contenido principal

Estrategia comercial

Por aclarar alguna duda nacida por la apresurada redacción de la nota titulada Por Fin (pido disculpas), quiero dejar claro que cuando hablo de visitar anteriores contactos para plantaerles la nueva situación creada por la aprobación del Reglamento LOPD, no me estoy para nada refieriendo a los clientes ya firmados. Es obvio que nuestros clientes tienen según las disposiciones transitorias entre uno y dos años para adaptarse a la nueva reglamentación, así que no es este un problema que debamos afrontar a corto plazo. Además esta es una labor que corresponde al servicio técnico y no a los CSI.
Nuestro trabajo ha de centrarse en cuatro áreas ya sembradas:
  1. Las asesorías con las que tenemos acuerdos de prescriptor, impulsando que comuniquen a sus clientes los nuevos plazos, ayudados además por el empuje que comienza a darse desde la administración pública (como es la exigencia cada vez más extendida por parte de Sanidad de tener de alta los ficheros para renovar licencias de establecimientos sanitarios).
  2. Los colectivos con los que hay convenios que incluyen descuentos, ya que en este caso el ahorro es doble para el cliente (no paga la próxima subida de precios y tiene un 10% sobre la tarifa actual de implantación).
  3. Los clientes individuales a los que ya hemos visitado y presentado un presupuesto, y a los que no hay que explicar apenas nada (mucho de esto se puede hacer por teléfono y por correo electrónico).
  4. Los candidatos a Espíritu Empresarial que hasta ahora no habían visto claro el negocio (además las fechas coinciden con el cambio de año, momento típico de toma de decisiones).
Todos hemos empleado mucho de nuestro tiempo comercial en realizar una enorme labor didáctica, en explicar con infinita paciencia a los clientes incrédulos lo que la LOPD significa, los riesgos de su incumplimiento en forma de graves sanciones y las ventajas de su aplicación desde el punto de vista de la imagen y del marketing. Es hora de que abramos un paréntesis en esta labor "quijotesca" y durante los próximos tres meses replanteemos la situación a todos estos contáctos con total claridad sin entrar en más disquisiciones: "el momento es ahora". Y a cada posible cuestión por parte del cliente referente a qué es lo que cambia, o en qué le afecta a él en particular, la respuesta de un CSI profesional ha de ser más o menos: "ahora mismo sólo te puedo decir que el reglamento pasa de 29 a más de 150 artículos, nuestro servicio técnico se encargará de personalizar tu solución en cuanto firmes el contrato y disfrutarás de una tarifa plana de consultoría para solventar todas las dudas, firma aquí por favor"... y al siguiente, y no caer en el error de seguir dando consultoría gratis en estos momentos de máxima urgencia comercial. El que lo entiende lo entiende, y el que no... también hay vida cuando acaben estos plazos y ya volveremos con más calma a explicárselo.

¡ Es el momento de recoger los frutos !

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué estás poniendo bajo la firma de tu mail?

Un comentario de ayer en el blog sobre sanciones LOPD me recordó un tema que hace tiempo quería comentar: esos curiosos avisos supuestamente legales tan frecuentes al pie de los correos electrónicos, con más tendencia al barroquismo y la extravagancia cuanto más grande es la empresa que lo envía. Se trata de una sanción de 1.200€ a una librería, que aunque incluía en sus correos un enlace a la Política de Privacidad en su web, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) determinó que aunque sea gratuito, no es un procedimiento sencillo ya que, por un lado, la información que se desprende del enlace no permite relacionarlo de forma fácil ni con el ejercicio del derecho de oposición al tratamiento de datos con fines comerciales ni con la existencia de un procedimiento habilitado para ello y, por otro lado, dicho enlace no remite directamente al procedimiento, sino que enlaza con la información. La historia completa en Cuestión de detalles. Comenta Alejandro , de Esal Consultore

Networking presencial en Santiago de Compostela

El jueves 26 de mayo, a las 17:00, en el Gran Hotel Los Abetos de Santiago de Compostela, vamos a celebrar un encuentro de unos 50 empresarios interesados en darse a conocer y aumentar su red de contactos en un ambiente profesional debidamente estructurado y al tiempo sin descuidar la parte lúdica y social. Se trata de un speed networking : una modalidad en la que ofreceremos la oportunidad de hablar con el resto de los invitados en rondas de 5 minutos . Y 5 minutos pueden dar para mucho bien aprovechados. Además al terminar el networking se ofrecerá una queimada con su correspondiente conjuro. El evento se celebrará en las instalaciones del Gran Hotel Los Abetos, sin problemas de aparcamiento y con la sala adecuada para que los negocios fluyan. Si te interesa presentar tu empresa o proyecto o negocio antes decenas de otros empresarios, y tienes mentalidad de colaboración y espíritu empresarial, esta es tu oportunidad de crecer en una sola sesión. Enlace de invitación para inscripc

Contacto Google My Business 2021: teléfono, email, chat

ACTUALIZADO septiembre 2021 Para los dueños de negocios que quieren gestionar sus fichas en Google My Business o Mi Negocio y optimizar su presencia en Google Maps resulta frustrante comprobar como Google va cambiando y escondiendo cada vez mas los métodos de contacto directo con su servicio de ayuda. En este artículo repasamos los métodos válidos en 2021 para contactar con Google por teléfono, email o chat. El problema cada vez mas es que aunque, como vamos a ver a continuación, aún hay métodos indicados por Google para contactar con su equipo, lo cierto es que en los últimos meses cada vez se tarda mas en recibir respuesta tras solicitar el contacto y se reportan incluso casos en los que sencillamente la llamada nunca se produce. Por si acaso, detallamos las diferentes maneras que hemos encontrado de llegar al formulario de petición de llamada. De todas formas, si es esa tu situación, y como dueño de un negocio quieres centrarte en lo tuyo, recuerda que puedes solicitar nuestros

La Lista Robinson de FECEMD y mis perplejidades

Hace ya unas semanas que la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD) anunció, con la colaboración de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), su servicio de Lista Robinson, un fichero de exclusión en los términos del artículo 49 del Nuevo Reglamento LOPD, que aseguraban permitirá a los ciudadanos inscribirse para evitar recibir comunicaciones comerciales no deseadas, de empresas con las que no mantengan o no hayan mantenido algún tipo de relación. Como todas las noticias recogidas en diferentes medios me resultaban algo confusas, me he abstenido de dar ninguna opinión hasta no haber acudido a alguna de las presentaciones conjuntas FECEMD-AEPD previstas. Ayer estuve en la que se realizó en la sede de la CEOE en Madrid y tras dos horas de conferencia, preguntas y respuestas, si estoy escribiendo estas líneas no es porque me haya aclarado en absoluto... sino para compartir mis perplejidades y rogar que alguno de los ilustres profesionales del Derecho (e

¿Soluciones "a coste cero"?: empecemos a poner un poco de orden

Importantísimo artículo publicado ayer en El Mundo (otro documento imprescindible a partir de ahora en la carpeta de cualquier consultor, pincha la imagen para verlo más grande) denunciando el mal uso de los fondos para formación de trabajadores con el fin de enmascarar la prestación de servicios de consultoría en protección de datos: La protección de datos se financia con el Forcem. La antigua Forcem, ahora denominada Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, vuelve a estar en entredicho y otra vez es por el uso de los fondos destinados a la formación de trabajadores que gestiona. Empresas dedicadas a la implantación de la protección de datos están utilizando los recursos destinados a cursos de formación como reclamo para pagar sus servicios, en los que la formación únicamente sirve en ocasiones sólo para encubrir la financiación de los recursos. Es lo que ellos denominan la adaptación a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) "a coste cero" en algunos anu