Ir al contenido principal

El arbitraje aplicado a conflictos mercantiles

El arbitraje es un procedimiento legal, basado en la Ley 60/2003, a través del cual se somete una controversia, por acuerdo de las partes, a un árbitro o a un tribunal de varios árbitros que dicta una decisión (laudo), que es de obligado cumplimiento para las partes.
Es conocido por todos la aplicación del arbitraje en los conflictos de consumo con particulares o en controversias laborales, así como en los asuntos del mar y del aire, pero la histórica lentitud de la justicia ordinaria y el reciente aumento de sus costas han propiciado que el arbitraje aparezca como una opción de alto valor para solventar también conflictos entre pequeñas y medianas empresas, especialmente los relacionados con los impagados y la morosidad en general, cuya incidencia se ha disparado en los últimos años como consecuencia de la crisis económica.

Planteemos una situación más que habitual entre las microempresas españolas: la del gerente que tiene guardados recibos devueltos o facturas pendientes de cobro por importe de veinte o treinta mil euros de una docena de clientes distintos. Ninguno de los casos tiene un valor suficiente para iniciar una acción judicial y lo más probable es que acaben durmiendo el sueño de los justos en el cajón, y sin embargo el importe acumulado es una pesada losa para su empresa. Igualmente el emprendedor autónomo que recibe el encargo de diseñar una web, una tienda virtual o una estrategia SEO… pocas veces podrá cobrar por adelantado y se verá obligado a trabajar sobre la cuerda floja del cobro pendiente sabiendo que los tribunales, con su carga de abogado y procurador, y sus demoras en burocracia y apelaciones a diferentes instancias son inalcanzables para él en caso de que el cliente no abone el total de la cantidad pactada.

¿Te suenan casos como estos? Y seguro que conoces muchos otros similares (por entregas defectuosas, plazos incumplidos, trabajos a medio hacer…) en los que se produce un conflicto entre dos empresas (o autónomos) que por su importe y/o necesidad de rapidez en su resolución quedan fuera del ámbito de los tribunales ordinarios.

Y ya ni imaginemos si además el problema ha traspasado fronteras. ¿Estás oyendo continuamente que la internacionalización es una de las soluciones para las empresas atrapadas en el estancamiento de la economía en nuestro país? ¿Pero que ocurre en caso de conflicto con una empresa china, mejicana o finlandesa?


¿Cuáles son las ventajas del arbitraje en los conflictos entre empresas?

  • La principal ventaja en cuanto al tiempo es que se evitan las múltiples instancias de la justicia ordinaria, ya que el Laudo Arbitral es firme y dictado como máximo en 6 meses y no se puede apelar a una segunda instancia (la posterior ejecución judicial del Laudo, si fuera necesaria, no entra a valorar el contenido del mismo, sino que procede a la ejecución de bienes y haberes del condenado).
  • Los costes son mucho menores, con tasas muy inferiores y sin necesidad de procurador.
  • La presentación y formalidades para iniciar una demanda arbitral se minimizan a la solicitud cumplimentando una sola instancia.
  • El arbitraje tiene un ámbito de validez internacional, puesto que casi todos los países han firmado el Convenio sobre Reconocimiento y Ejecución de las Sentencias Arbitrales.
  • El Tribunal Arbitral puede elegir un árbitro experto en la materia a tratar, con un criterio mucho más lógico que los turnos de la justicia ordinaria.
  • Los laudos son confidenciales, otro detalle importante en el mundo mercantil, ya que la publicidad de una sentencia (incluso siendo favorable) puede resultar perjudicial para el buen nombre de una compañía.


central arbitraje mercantil
¿Cómo puedo aplicar el arbitraje en mi empresa?

Dado el gran desconocimiento que existe sobre la aplicación del arbitraje como alternativa real para acabar con la morosidad y los impagos y en general resolver conflictos empresariales, desde la empresa Central de Arbitraje decidieron crear un servicio integral que cubriera todos los aspectos y acompañara al cliente en su uso más efectivo, siendo estas algunas de sus características:
  • Arbitrajes de Derecho, con un Reglamento Procesal muy claro y garantista, y árbitros con 10 años de experiencia en la materia a resolver
  • Incluye la ejecución Judicial del Laudo en España
  • Toda la documentación necesaria para implementar inmediatamente el arbitraje en su empresa, con las cláusulas arbitrales para sus contratos, presupuestos, facturas, convenios con clientes nuevos y antiguos, etc. 
  • Realizan la gestión y mediación previa para obtener el cobro o solución del conflicto de manera amistosa, y gestionan el recobro de deudas antiguas vía reconocimiento de deuda con cláusula arbitral o a través de su servicio de recobro extrajudicial.
  • Derecho a presentar ilimitadas demandas arbitrales desde el importe más pequeño al más grande: los clientes suscriptores están exentos de provisión de fondos para todas las reclamaciones inferiores a 6000€, pudiendo presentar por ejemplo 40 reclamaciones de 2000€ sin tener que desembolsar ninguna cantidad extra.
  • Servicio de seguimiento de insolvencia para que ninguna de las sentencias firmes arbitrales prescriban.

Ebook gratis y una oferta

Central de Arbitraje te regala el ebook 7 Principios Básicos para prevenir los impagados. Solicítalo aquí en el cajetín de su página principal.

Si quieres saber algo más sobre el servicio, solventar dudas o solicitar un presupuesto ajustado a al volumen financiero de tu actividad o empresa, aquí tienes el contacto: http://centraldearbitraje.com/contacto.html

Y si además contratas antes del 30 de octubre tendrás un descuento del 25% en la cuota de alta indicando el código "MK+" en el formulario de contacto.



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué estás poniendo bajo la firma de tu mail?

Un comentario de ayer en el blog sobre sanciones LOPD me recordó un tema que hace tiempo quería comentar: esos curiosos avisos supuestamente legales tan frecuentes al pie de los correos electrónicos, con más tendencia al barroquismo y la extravagancia cuanto más grande es la empresa que lo envía. Se trata de una sanción de 1.200€ a una librería, que aunque incluía en sus correos un enlace a la Política de Privacidad en su web, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) determinó que aunque sea gratuito, no es un procedimiento sencillo ya que, por un lado, la información que se desprende del enlace no permite relacionarlo de forma fácil ni con el ejercicio del derecho de oposición al tratamiento de datos con fines comerciales ni con la existencia de un procedimiento habilitado para ello y, por otro lado, dicho enlace no remite directamente al procedimiento, sino que enlaza con la información. La historia completa en Cuestión de detalles. Comenta Alejandro , de Esal Consultore

La Lista Robinson de FECEMD y mis perplejidades

Hace ya unas semanas que la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD) anunció, con la colaboración de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), su servicio de Lista Robinson, un fichero de exclusión en los términos del artículo 49 del Nuevo Reglamento LOPD, que aseguraban permitirá a los ciudadanos inscribirse para evitar recibir comunicaciones comerciales no deseadas, de empresas con las que no mantengan o no hayan mantenido algún tipo de relación. Como todas las noticias recogidas en diferentes medios me resultaban algo confusas, me he abstenido de dar ninguna opinión hasta no haber acudido a alguna de las presentaciones conjuntas FECEMD-AEPD previstas. Ayer estuve en la que se realizó en la sede de la CEOE en Madrid y tras dos horas de conferencia, preguntas y respuestas, si estoy escribiendo estas líneas no es porque me haya aclarado en absoluto... sino para compartir mis perplejidades y rogar que alguno de los ilustres profesionales del Derecho (e

¿Soluciones "a coste cero"?: empecemos a poner un poco de orden

Importantísimo artículo publicado ayer en El Mundo (otro documento imprescindible a partir de ahora en la carpeta de cualquier consultor, pincha la imagen para verlo más grande) denunciando el mal uso de los fondos para formación de trabajadores con el fin de enmascarar la prestación de servicios de consultoría en protección de datos: La protección de datos se financia con el Forcem. La antigua Forcem, ahora denominada Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, vuelve a estar en entredicho y otra vez es por el uso de los fondos destinados a la formación de trabajadores que gestiona. Empresas dedicadas a la implantación de la protección de datos están utilizando los recursos destinados a cursos de formación como reclamo para pagar sus servicios, en los que la formación únicamente sirve en ocasiones sólo para encubrir la financiación de los recursos. Es lo que ellos denominan la adaptación a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) "a coste cero" en algunos anu

Ya no soy el Coordinador Nacional de Ventas de Grupo Millar2

Como se puede imaginar el respetable lector, un titular así daría para muchos folios de explicaciones y matizaciones, pero como diría el castizo "total pa'qué". Y además Jaime Estevez ya lo explicó muy bien en cierta ocasión . Alguno pensará que no son formas: juro que desde hace más de un mes he pedido varias veces por escrito a la compañía que retirara mi nombre y cargo de la web corporativa y que consensuáramos una nota pública para anunciar la novedad... hasta hoy. The show must go on , afirma el clásico, y no seré yo quien lo enmiende. Damas y caballeros, se abre un mundo de posibilidades, permanezcan a la escucha (o hagan comentarios).

Imágenes libres y gratis (de verdad) ⦗ACTUALIZADO 2021⦘

Antes de nada aclaro el título: digo "de verdad" porque se da con cierta frecuencia una confusión respecto al término "libre" asociado a imágenes, equiparándolo a "puedo hacer con esto lo que quiera", pero resulta que no es así exactamente. Sin entrar en detalles técnicos, tenemos tres situaciones básicas: Derechos de autor (copyright) vigentes: el autor o herederos mantiene los derechos sobre la obra y cualquier uso necesita de su consentimiento. Dominio público: el periodo de protección legal de los derechos de autor ha terminado y la imagen puede ser usada por cualquiera. Creative Commons: el autor cede parte o todos los derechos sobre su obra de forma voluntaria en función de unas licencias predefinidas. Existen por tanto imágenes que sí son "libres" en sentido estricto, es decir, que puedes utilizarlas gratis para cualquier uso (incluso comercial), transformarlas como quieras y no se requiere atribución ninguna a su autor original: se trat