Ir al contenido principal

Noticias LOPD 135


Iniciamos el acostumbrado repaso semanal a noticias sobre protección de datos y seguridad de la información con esta presentación en vídeo donde Xavier Ribas analiza los efectos de la sentencia del Tribunal Supremo que anula el artículo 10.2.b del Reglamento de la LOPD y se dan algunas pistas para descifrar el concepto de interés legítimo exigido en la LOPD y en la Directiva.

Cómo invaden las aplicaciones la privacidad
El pasado 30 de mayo tuvo lugar la reunión para la constitución de la Asociación Vasca de Privacidad y Seguridad de la Información (PRIBATUA). Uno de sus impulsores, Mikel G. Larragan, ha escrito en su blog dos entradas explicando ¿Por qué PRIBATUA? (Primera parte y Segunda parte) en las que plantea las razones que han llevado a un grupo de profesionales a constituir esta asociación.

El director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), José Luis Rodríguez, concedió una  Entrevista a EFE en la que se afirma: Durante ese año ha comprobado cómo han crecido las denuncias de quienes sienten vulnerado su derecho a la protección de sus datos (en 2011 un 50 por ciento), debido -explica- a la creciente concienciación de los ciudadanos sobre la protección de su privacidad y al conocimiento cada vez mayor de los instrumentos que tienen a su disposición para protegerla. Autocrítica cero patatero, al parecer el hecho de que más del 80% de las empresas incumpla la LOPD no es uno de los motivos que provoquen denuncias. Y más: Los usuarios lo van a demandar cada día más; las autoridades lo vamos a exigir con énfasis; y las empresas que no se adapten van a estar en desventaja en el mercado. ¿Ah, sí? ¿Y entonces cómo se explica que la mayoría incumplan, les gusta estar en "desventaja"? ¿No será que mas bien al contrario el cumplir la LOPD se ha convertido en la desventaja en el mercado debido a la inacción de las autoridades? Quizás si el señor director decidiera salirse de su bola de cristal y pasear un rato por el mundo real descubriría situaciones como las que describen en Toito: ¿Por qué tantas empresas incumplen la protección de datos?

Llevábamos algunas semanas de relativa tranquilidad en el mundo de los "asaltos a bases de datos", pero terminó la tregua y esta vez le tocó a Linkedin, que tras algunos rumores y dudas, finalmente confirmó que su seguridad se había visto comprometida y que millones de contraseñas han sido robadas y publicadas en Internet (en realidad lo que apareció publicado eran los hashes). En Security by Default nos invitan a Comprobar si el hash de tu contraseña de LinkedIn se ha publicado, pero en cualquier caso no es mala política cambiar contraseñas con regularidad, y en OSI nos explican cómo. En el blog oficial nos explican las Medidas tomadas para proteger a nuestros miembros. Además, si bien fue el caso mas llamativo por el volumen y popularidad del sitio, lo cierto es que no fue el único: LinkedIn, Last.fm, MD5 ¿algún otro problema de seguridad esta semana? (DenkerÜber).

También sigue generando noticias el culebrón del virus Flame. Vean lo de Flame y los certificados digitales (Security By Default) y El ingenioso método de distribución de TheFlame en redes internas (Hispasec).

Más noticias sobre protección de datos y seguridad de la información:

Y aún más en redes sociales:

Esta semana la Posdata (o yapa) viene en el idioma de Shakespeare y llega de la mano del blog oficial de Google para empresas, donde, ¡oh, sorpresa!, anuncian cláusulas a medida en su contrato de uso de Google Apps que se adapten a la legislación europea en protección de datos: Google Apps to offer additional compliance options for EU data protection.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué estás poniendo bajo la firma de tu mail?

Un comentario de ayer en el blog sobre sanciones LOPD me recordó un tema que hace tiempo quería comentar: esos curiosos avisos supuestamente legales tan frecuentes al pie de los correos electrónicos, con más tendencia al barroquismo y la extravagancia cuanto más grande es la empresa que lo envía. Se trata de una sanción de 1.200€ a una librería, que aunque incluía en sus correos un enlace a la Política de Privacidad en su web, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) determinó que aunque sea gratuito, no es un procedimiento sencillo ya que, por un lado, la información que se desprende del enlace no permite relacionarlo de forma fácil ni con el ejercicio del derecho de oposición al tratamiento de datos con fines comerciales ni con la existencia de un procedimiento habilitado para ello y, por otro lado, dicho enlace no remite directamente al procedimiento, sino que enlaza con la información. La historia completa en Cuestión de detalles. Comenta Alejandro , de Esal Consultore

La Lista Robinson de FECEMD y mis perplejidades

Hace ya unas semanas que la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD) anunció, con la colaboración de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), su servicio de Lista Robinson, un fichero de exclusión en los términos del artículo 49 del Nuevo Reglamento LOPD, que aseguraban permitirá a los ciudadanos inscribirse para evitar recibir comunicaciones comerciales no deseadas, de empresas con las que no mantengan o no hayan mantenido algún tipo de relación. Como todas las noticias recogidas en diferentes medios me resultaban algo confusas, me he abstenido de dar ninguna opinión hasta no haber acudido a alguna de las presentaciones conjuntas FECEMD-AEPD previstas. Ayer estuve en la que se realizó en la sede de la CEOE en Madrid y tras dos horas de conferencia, preguntas y respuestas, si estoy escribiendo estas líneas no es porque me haya aclarado en absoluto... sino para compartir mis perplejidades y rogar que alguno de los ilustres profesionales del Derecho (e

¿Soluciones "a coste cero"?: empecemos a poner un poco de orden

Importantísimo artículo publicado ayer en El Mundo (otro documento imprescindible a partir de ahora en la carpeta de cualquier consultor, pincha la imagen para verlo más grande) denunciando el mal uso de los fondos para formación de trabajadores con el fin de enmascarar la prestación de servicios de consultoría en protección de datos: La protección de datos se financia con el Forcem. La antigua Forcem, ahora denominada Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, vuelve a estar en entredicho y otra vez es por el uso de los fondos destinados a la formación de trabajadores que gestiona. Empresas dedicadas a la implantación de la protección de datos están utilizando los recursos destinados a cursos de formación como reclamo para pagar sus servicios, en los que la formación únicamente sirve en ocasiones sólo para encubrir la financiación de los recursos. Es lo que ellos denominan la adaptación a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) "a coste cero" en algunos anu