Ir al contenido principal

El número 1 en Google está sobrevalorado

A veces da la impresión de que Google paga dinero por estar más arriba en sus resultados de búsqueda, vista la obsesión de algunos por alcanzar la primera posición, pero resulta que no. Si tu negocio se basa en conseguir atención sin más porque te dedicas a cobrar por publicidad (ya sea Adwords o cualquier otro sistema) o al marketing de afiliación, y por tanto casi cualquier visitante te vale, está bien empleado el esfuerzo por intentar alcanzar la cima, pero cuando eres una empresa o profesional la inversión (en tiempo y/o dinero) deja de ser rentable cuando ya eres el primero entre tus competidores, independientemente de cuántos otros haya por encima.

Aquí se ven los resultados de la búsqueda "ley protección de datos", donde mi sitio ocupa la sexta posición.

búsqueda "ley protección de datos"

Si yo me creyera al pie de la letra lo que se puede leer en muchos posts dedicados al SEO pensaría que esa posición de poco sirve, puesto que se supone que la inmensa mayoría de los clics se los llevan los tres primeros resultados y que el número 6 apenas va a recoger la migajas... y sin embargo no es cierto.

A grandes rasgos habrá dos tipos de búsquedas para este término: por un lado aquellos que necesitan acceso al texto de la ley para descargarla o informarse de algún aspecto, y por el otro aquellos que estando obligados a su cumplimiento andan buscando cómo cumplirla.

Yo tengo claro que mi negocio es vender una solución. ¿Me vienen bien visitantes de cualquier tipo? Pues en parte sí, puesto que pueden comentar, enlazar, darle al +1 o lanzar un tuit, etc... y todas ellos son acciones que ayudan a mejorar el posicionamiento,  pero lo que en verdad quiero son profesionales o empresas que buscan una solución y resulta que los resultados del 1 al 5 no se la ofrecen, le dan información pero no le arreglan su problema. Así que mi puesto 6 es en realidad el número 1 desde una perspectiva comercial.

Y ya es más que suficiente.



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué estás poniendo bajo la firma de tu mail?

Un comentario de ayer en el blog sobre sanciones LOPD me recordó un tema que hace tiempo quería comentar: esos curiosos avisos supuestamente legales tan frecuentes al pie de los correos electrónicos, con más tendencia al barroquismo y la extravagancia cuanto más grande es la empresa que lo envía. Se trata de una sanción de 1.200€ a una librería, que aunque incluía en sus correos un enlace a la Política de Privacidad en su web, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) determinó que aunque sea gratuito, no es un procedimiento sencillo ya que, por un lado, la información que se desprende del enlace no permite relacionarlo de forma fácil ni con el ejercicio del derecho de oposición al tratamiento de datos con fines comerciales ni con la existencia de un procedimiento habilitado para ello y, por otro lado, dicho enlace no remite directamente al procedimiento, sino que enlaza con la información. La historia completa en Cuestión de detalles. Comenta Alejandro , de Esal Consultore

La Lista Robinson de FECEMD y mis perplejidades

Hace ya unas semanas que la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD) anunció, con la colaboración de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), su servicio de Lista Robinson, un fichero de exclusión en los términos del artículo 49 del Nuevo Reglamento LOPD, que aseguraban permitirá a los ciudadanos inscribirse para evitar recibir comunicaciones comerciales no deseadas, de empresas con las que no mantengan o no hayan mantenido algún tipo de relación. Como todas las noticias recogidas en diferentes medios me resultaban algo confusas, me he abstenido de dar ninguna opinión hasta no haber acudido a alguna de las presentaciones conjuntas FECEMD-AEPD previstas. Ayer estuve en la que se realizó en la sede de la CEOE en Madrid y tras dos horas de conferencia, preguntas y respuestas, si estoy escribiendo estas líneas no es porque me haya aclarado en absoluto... sino para compartir mis perplejidades y rogar que alguno de los ilustres profesionales del Derecho (e

Traducción automática de reseñas en Google Maps

La próxima vez que estés viajando y mires la ficha de un negocio en un idioma extranjero, Google Maps traducirá las reseñas de forma automática al idioma definido en tu dispositivo móvil. O si desde casa o el trabajo buscas información planeando un viaje, lo mismo ocurrirá en tu equipo de escritorio. Así que si estás en un país extranjero y buscas un lugar para comer, por ejemplo, las críticas que encuentres aparecerán en el idioma que hayas establecido en tu dispositivo. Y si eres propietario de un negocio local, analiza lo que significa que también personas que buscan información sobre tu localidad desde el extranjero puedan leer las reseñas sobre tu negocio. Google dice que esto ocurrirá automáticamente al realizar una búsqueda en Google Maps o en la aplicación de búsqueda, así como en las búsuqedas desde ordenadores de escritorio. Al leer las revisiones, la versión traducida aparecerá primero seguida de la versión original. Aquí hay un ejemplo sobre la búsqueda de resta