Ir al contenido principal

Por qué no te sigo aunque me sigas (no es personal)

Artículo original: Why I'm not going to follow you back (It's not personal) de Phil Hollows. Traducción (con permiso) por: Jesús Pérez Serna.

Soy un ávido usuario de Twitter. Como tal, sé que mucha gente sigue a otros en Twitter con la esperanza de ser seguido de vuelta; es una manera fácil y rápida de aumentar la cuenta de seguidores (sea cual sea la razón por la que esto hace feliz a la gente).

A veces estas personas se enfadan y dejan de seguirte un poco después, como si el destinatario de su seguimiento hubiera sido de alguna manera indeciblemente grosero por no devolver el favor siguiéndoles a ellos.

Yo no lo entiendo.

Quizás sea cosa mía. Tal vez sea excesivamente grosero (estoy seguro de que lo soy, en alguna ocasión. Probablemente sin querer. Probablemente :-)).

Pero no te voy a seguir sólo porque me estés siguiendo.

No me malinterpretes. Estoy muy contento, emocionado, de que parezcas querer prestar atención a algunas de las cosas que escribo. Eres más que bienvenido y espero seguir siendo lo suficientemente interesante como para que te quedes. Tengo un ego y me siento halagado, créeme.

Pero seguirme a mí no es un contrato social. En lo que a mí respecta, no hay obligación moral de seguir de vuelta (repito, tal vez esa es mi rudeza innata, ya me dirás). Twitter no es LinkedIn o Facebook, donde las relaciones son recíprocas. Twitter es mucho más parecido a un blog: sigues a quien escribe y los seguidores leen. Conversamos. Si te suscribes a mi blog no se crea una obligación para mí de suscribirme al tuyo, eso sería una tontería. No veo por qué algunas personas piensan que Twitter debe ser diferente.

Uso Twitter como un medio para conversar, es fabuloso para eso. Es el uso principal que le doy. Pero no hace falta ser seguidor y seguido para hacerlo.

La cuestión es que mi atención es limitada. Necesito centrarme en los clientes, contactos, noticias de la industria y el trabajo del día a día. Así que soy muy, muy selectivo sobre a quién sigo, al igual que elijo con cuidado a qué blogs me suscribo. Hay más que suficiente ruido en mi cuenta de Twitter con las pocas personas a las que presto atención, y por lo tanto tengo mucho cuidado con quien puedo añadir. Asimismo, no dejo de seguir a casi nadie, precisamente porque me ocupo de valorar a la gente antes de añadirla. No estoy diciendo que sea un gurú o alguien super especial y que si sigo tu Twitter hayas conseguido algo especial, sólo estoy diciendo que cuando lo hago es porque es lo suficientemente interesante para mí como para seguir su ritmo. Eso es todo. Nada más.

Ahora bien, esto puede interpretarse como arrogante, altivo o pomposo (¡me han llamado cosas peores!). Pero en realidad refleja la existencia de días de sólo 24 horas y que si te estoy siguiente te quiero prestar atención, entonces ¿por qué molestarse?

Así que no es personal. Es pragmático. Si me estás siguiendo con la esperanza de que te voy a seguir a ti, por favor, no. Ve a seguir a Lady Gaga o a un político o a tu club deportivo favorito, que parecen seguir a todo el mundo. Haz crecer tu cuenta de seguidores de esa manera, aunque yo no entienda por qué eso es importante o necesario.

Comentarios

  1. ¡Anda! Qué equivocado estaba. Y yo que creía que Twitter era conversación... ;)

    ResponderEliminar
  2. Estimado @mkpositivo me tomo la licencia de rectificar tu post. Dicho sea de paso, fundamentalmente por lo que aquí escribes es la razón por la que estoy perdido y bloqueado en mi tw personal.
    Si, cometo lo de rectificar tu cometario puesto que por esa misma razón yo si sé porque sigo lo que escribes pero no logro saber que haces tú en @modislar . No tengo línea editorial concreta, no cometo nada personal que me haga parecer mi muro “el Gran Hermano”, si tengo cosas profesionales interesantes no las desperdicio en mi tw, no hablo ni de futbol, ni de sexo, ni de religión, ni de política. Si hago RT hago demasiado ruido a mis pobres seguidores que lo hacen también en @comercialista.
    Somos muchos en redes sociales los que por pocos seguidores que tengamos no nos los merecemos. Voy a seleccionar y pido que me seleccionen, para encontrar realmente si tengo algo que decir.
    Voy a twittear lo siguiente; RT @mkpositivo: http://ow.ly/1bqxEX¿ Por qué me sigues? ¿ Es por educación? Pues me pones en un compromiso.
    Firmado @modislar (No me acepta el perfil de tw en "comentar como")

    ResponderEliminar
  3. Angel: como bien dice el autor, y a diferencia de Facebook o LinkedIn, para conversar en Twitter no hace falta ser seguidor de un usuario.

    Juan Antonio: te sigo porque soy un ingenuo y aún tengo la esperanza de que un buen día amanezcas iluminado y escribas algún tuit interesante :P

    ResponderEliminar
  4. ¡Exacto! Por mi parte nada que alegar, de acuerdo al 100%. Ni sigo a nadie para que me siga ni devuelvo el follow porque sí. me parece básico y lógico

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que hay soluciones mas ingeniosas y que permiten mantener una postura de cortesía. Personalmente entiendo que si alguien se toma la molestia de seguirme me resulta 'violento' no devolver la cortesía. Lo que hago es crearme una suerte de listas privadas en las que asigno 'pesos' en función de la relevancia del contenido que genera cada usuario, de esa forma puedo seguir con avidez a determinadas personas y a otras solo cuando tengo verdaderamente tiempo para ello

    ResponderEliminar
  6. Yo lo veo así también, no se porque tendría que seguir a todo el que me siga, no me parece cuestión de cortesía, sino de verdadero interés.

    ResponderEliminar
  7. Yago: cierto, usar listas es una forma de mantener cierto nivel de accesibilidad a la información.

    ResponderEliminar
  8. Buena idea Yago Jesus para los que sigo pero no resuelve mi caso de preocupación por mis seguidores no puedo obligarles a que me pongan en una lista de indefinidos. Definitivamente le quito de mis seguidores a MK, uff que alivio ya no estoy obligado a ser brillante.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Respetamos los comentarios de Anónimos, pero se agradece la firma.
Se anularán los comentarios que:
1. No tengan algún tipo de relación con la temática de la nota.
2. Tenga insultos al autor de la nota o a otros comentaristas.
3. Sean de un troll o un hoygan
4. Hagan spam.

Entradas populares de este blog

¿Qué estás poniendo bajo la firma de tu mail?

Un comentario de ayer en el blog sobre sanciones LOPD me recordó un tema que hace tiempo quería comentar: esos curiosos avisos supuestamente legales tan frecuentes al pie de los correos electrónicos, con más tendencia al barroquismo y la extravagancia cuanto más grande es la empresa que lo envía. Se trata de una sanción de 1.200€ a una librería, que aunque incluía en sus correos un enlace a la Política de Privacidad en su web, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) determinó que aunque sea gratuito, no es un procedimiento sencillo ya que, por un lado, la información que se desprende del enlace no permite relacionarlo de forma fácil ni con el ejercicio del derecho de oposición al tratamiento de datos con fines comerciales ni con la existencia de un procedimiento habilitado para ello y, por otro lado, dicho enlace no remite directamente al procedimiento, sino que enlaza con la información. La historia completa en Cuestión de detalles. Comenta Alejandro , de Esal Consultore

La Lista Robinson de FECEMD y mis perplejidades

Hace ya unas semanas que la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD) anunció, con la colaboración de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), su servicio de Lista Robinson, un fichero de exclusión en los términos del artículo 49 del Nuevo Reglamento LOPD, que aseguraban permitirá a los ciudadanos inscribirse para evitar recibir comunicaciones comerciales no deseadas, de empresas con las que no mantengan o no hayan mantenido algún tipo de relación. Como todas las noticias recogidas en diferentes medios me resultaban algo confusas, me he abstenido de dar ninguna opinión hasta no haber acudido a alguna de las presentaciones conjuntas FECEMD-AEPD previstas. Ayer estuve en la que se realizó en la sede de la CEOE en Madrid y tras dos horas de conferencia, preguntas y respuestas, si estoy escribiendo estas líneas no es porque me haya aclarado en absoluto... sino para compartir mis perplejidades y rogar que alguno de los ilustres profesionales del Derecho (e

Ya puedes descargar hasta 18 meses de datos de Google My Business

Todos los usuarios de Google My Business ahora tienen la opción de exportar hasta 18 meses de datos de sus listados. Tanto si eres propietario de un negocio local o una agencia que gestiona múltiples ubicaciones, ahora puedes exportar a una hoja de cálculo los datos del periodo que quieras del último año y medio. El informe exportado de Google My Business incluye los siguientes conjuntos de datos: Búsquedas totales Búsquedas directas Búsquedas de descubrimiento Vistas totales Vistas de búsqueda Vistas de mapas Total de acciones Acciones de visita al sitio web Acciones de solicitud de indicaciones Acciones de llamadas telefónicas Para descargar el informe sigue estos pasos: Entra en el escritorio de GMB . Si gestionas mas de una ubicación selecciona aquellas de las que quieras descargar los datos o no selecciones ninguna para obtener los datos de todas al tiempo. Si eres el propietario de un único negocio no hará falta seleccionar nada. Clic en "Descargar