La LOPD y el valor de la empresa

En varias de las formaciones he mostrado como, entre los varios argumentos (positivos) de adaptación a la LOPD, una empresa llega a valer contablemente más si cumple la ley. Este concepto se desarrolla así: uno de los factores de valoración a considerar en una compra-venta de empresa es el Fondo de Comercio. Esta partida del balance se compone básicamente del valor adjudicado a partidas “intangibles” como son la marca y la relación con los clientes. Obviamente a nadie se le ocurriría intentar valorar una marca no registrada en el Registro de Patentes y Marca, porque sin registro una marca no es sino un rótulo pintado que no vale nada. De la misma forma, por muchos clientes que se tenga y por mucho que compren al mes, si la empresa no cumple la LOPD ¿cómo podría valorarlos? Y más evidente aún: no es que sin LOPD la empresa no pueda valorar positivamente a sus clientes, sino que más bien se tratará de una valoración que podría incluso ser negativa (evaluación del riesgo), ya que el comprador, ante el caso de una empresa que no cumple la protección de datos, puede encontrarse tiempo después con que recibe una sanción “heredada”, tal y como comento en esta nota de otro de mis blogs.
Marketing Positivo, Actualizado en: lunes, octubre 22, 2007