Y más noticias

Tras el ruido mediático que supuso el encontrar miles de expedientes judiciales en la basura de varios juzgados de diferentes ciudades, continúa el goteo de noticias sobre protección de datos.

Sergio Sanfulgencio Tomé, abogado de Cuatrecasas, en un artículo del diario Expansión titulado Un "Gran Hermano" que observa a los vecinos:
La instalación de sistemas de videovigilancia es cada vez una práctica más extendida. A finales de 2007, el director de la Agencia Española de Protección de Datos hablaba de un “desarrollo imparable” de la videovigilancia en el ámbito privado; un desarrollo que se traduce en las siguientes cifras: 3.500 sistemas comunicados a la Agencia y casi 200 inspecciones fruto de denuncias.
(...)
Así, se dan casos en los que tales empresas centralizan el sistema de videovigilancia con la antena colectiva de la comunidad. Esto significa que cualquier vecino puede ver, desde su propio televisor, las imágenes que están captando las videocámaras en tiempo real, lo que convierte a cada residente del inmueble en una suerte de gran hermano que puede observar a todos los vecinos, controlar sus idas y venidas, e incluso guardar esas imágenes a través de su propio aparato de videograbación.


En El Mundo Denuncian a Sanidad ante Protección de Datos por permitir acceso a las historias médicas:
En concreto, la denuncias que se presentaron el pasado 17 de marzo exponen que no hay control para los datos personales y sanitarios de los usuarios de los servicios médicos dependientes de la Conselleria de Sanidad, "así como los datos de la prestación del servicio médico, incluyéndose los tratamientos farmacológicos prescritos por sus respectivos especialistas y resultados de todo tipo de analíticas".


De nuevo en Expansión La Tesorería, sancionada por dejar a un funcionario ver datos personales de su hija:
La Audiencia Nacional ha confirmado una sanción impuesta a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) por permitir que uno de sus funcionarios accediera a datos de la vida laboral de su hija.
La Sala considera que la falta de adopción por parte de la TGSS de las medidas oportunas para preservar la custodia y confidencialidad de los datos debe tipificarse como infracción grave, por cuanto la obtención de los datos incluidos en la vida laboral de una persona “permiten realizar una evaluación del individuo”.
Marketing Positivo, Actualizado en: lunes, junio 09, 2008