El vigilante vigilado

La Asociación de Internautas ha presentado un amplio informe al Supervisor Europeo de Protección de Datos sobre la seguridad de las cámaras de vigilancia conectadas a Internet. El análisis realizado muestra que el 60% de la cámaras de seguridad y cámaras IP no tienen ningún tipo de seguridad, el restante 40% tiene algún tipo de seguridad, pero de esta seguridad un 20% son password por defecto o se puede saltar fácilmente al estar mal configuradas, solo 20% se libra de las miradas de extraños. Significa que lo que se observa desde el acceso del usuario puede ser también visto por otros extraños o que la aparente normalidad que se ve en el interior de un negocio sea una burda grabación interpuesta desde otro ordenador mientras los cacos lo desvalijan.
En El País dan estas recomendaciones sobre seguridad:

  • Es importante cambiar las claves de acceso prefijadas de origen por el fabricante del ordenador, por ser todas ellas muy vulnerables.
  • Las contraseñas deben tener un mínimo de ocho caracteres. Es conveniente evitar los nombres fáciles de mascotas o los datos evidentes del usuario como la fecha de nacimiento.
  • Hay que cambiar las claves como mínimo cada tres meses.
  • Es indispensable configurar un sólo acceso de administrador. Los demás usuarios sólo podrán visualizar.
  • Si la cámara de seguridad es wi-fi debe tener seguridad en su cifrado.

El asunto no hace sino confirmar algunas de las conclusiones del Estudio sobre el Sector de la Seguridad TIC en España, del que mañana publicaré un resumen de sus conclusiones.

Foto izquierda: Flickr . Foto derecha: Flickr .
Gracias a Julio M. que me pasó la noticia.
Marketing Positivo, Actualizado en: martes, septiembre 30, 2008