No se puede aprender en un par de semanas

Un joven sin experiencia previa se integró en un equipo comercial con el propósito de aprender el arte de vender, ya que tenía entendido que con tal conocimiento nunca le faltaría el trabajo en toda su vida profesional, pero su rendimiento fue tan nefasto que a las dos semanas ya lo había dejado.

Chiste vendedor

¿Qué te pareció el oficio de vendedor?, le preguntó un amigo.

Resulta detestable, contestó el protagonista del cuento, lamento haberlo aprendido.

Es un chiste, sí. Y si estás en ventas y no te ha hecho gracia... mal asunto.

Marketing Positivo, Actualizado en: jueves, septiembre 03, 2009