¿Qué vas a hacer mañana?

Cuentan que en cierta ocasión un general visitó a Napoleón en el Cuartel Imperial tras haber conseguido una gran victoria en el campo de batalla.

Cuando fue llevado frente al emperador le relató con todo lujo de detalles los altos principios estratégicos que había empleado para derrotar al enemigo.

Sin duda el general se sentía muy orgulloso de sí mismo y de su brillante estrategia, y esperaba por tanto los máximos elogios y felicitaciones por parte de Napoleón.

En lugar de eso, el Emperador se limitó a preguntarle:
¿Qué hizo usted al día siguiente?

En mayor o menor medida todos tenemos un historial profesional, con sus éxitos y sus fracasos, con mejores y peores momentos.
Y todo eso es lo que nos ha hecho ser lo que somos.
Así que es importante.
Muy importante.
Pero también es el pasado.
Ya ha ocurrido y no va a volver a ocurrir ni se puede modificar.
Y sólo los perdedores y los melancólicos se revuelcan en el pasado.
Si no eres ni lo uno ni lo otro, hazte la verdadera pregunta:
¿Qué vas a hacer mañana?
Marketing Positivo, Actualizado en: jueves, junio 25, 2009