Ir al contenido principal

Los cinco pilares de la protección de datos

Es bien sabido que la visión “microscópica”, cuando uno acerca mucho la mirada al objeto de su estudio y magnifica cada detalle, pone al descubierto todos los inconvenientes y la complejidad de cada asunto. Y sin duda es un trabajo que hay que hacer, pero conviene también de vez en cuando volver a una visión “telescópica”, alejarse para tener una perspectiva de conjunto y que los árboles no te impidan ver el bosque.

Por lo tanto, a modo de visión “global”: los cinco pilares de la protección de datos.

La documentación es importante
Buena parte de la documentación generada por las exigencias del Reglamento de Medidas de Seguridad que complementa la LOPD, y en especial el Documento de Seguridad, es de carácter dinámico, es decir, refleja hechos y circunstancias, como empleados con acceso a datos o terminales informáticos, que no es extraño que se modifiquen en el tiempo. Además hay que incluir en este capítulo los registros de copias de seguridad, salida de soportes informáticos, contratos con terceros, etc… Deberemos crear por lo tanto un procedimiento de revisión, al menos de periodicidad mensual, de esta documentación.

La documentación no es lo más importante
La LOPD no nació con el objetivo de inundar de papeles las pymes ni de dar una linea de negocio añadido a las consultoras, sino para defender el derecho a la intimidad de las personas físicas, y donde hace especial hincapié en las exigencias no es tanto si tal o cual papel es jurídicamente perfecto. Donde la ley se muestra especialmente exigente es en el concepto del consentimiento: es necesario el permiso de las personas para poder tratar sus datos dentro de la legalidad y además deberemos informar en cada caso, de modo explícito, de los derechos ARCO que la ley otorga a cada ciudadano.

Implica a los empleados
Cumplir con la LOPD no es una cuestión que se pueda resolverse en el despacho del gerente. Más allá de una simple ley significa un cambio de orden casi “cultural” que necesariamente ha de implicar a los empleados, ya que al final de la cadena son ellos los que tratan la información, los que envían los correos electrónicos, los que preparan presupuestos o llevan análisis médicos de una unidad a otra. La formación es una etapa fundamental del cumplimiento.

Y a tus clientes también
Según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), casi el 80% de los españoles está bastante o muy preocupados por lo que se hace con sus datos personales. ¿Y tus clientes? Seguro que también. Aprovecha este “clima” social de inquietud y convierte la obligación legal en una ventaja para la imagen de tu empresa. Dile a tus clientes: “Conmigo no tienes que preocuparte. Somos un empresa seria, cumplimos la LOPD. Tus datos están seguros conmigo.”

Hazlo por tu bien: el valor de la seguridad
¿Le has puesto cerradura a la oficina y al almacén? ¿Y en qué BOE está escrito esta exigencia? No ha hecho falta ¿verdad?, simplemente has decidido proteger tus bienes y no necesitas que ningún gobierno dicte una ley para obligarte a ello, lo haces por tu propia seguridad. ¿Y cómo tienes los datos? (en muchos casos el activo más importante de la empresa). ¿Vas a esperar a que la ley te obligue para tomarte en serio proteger uno de tus bienes mas preciosos: la información? Antivirus, firewall, copias de seguridad, y otras exigencias de la LOPD, deberían en cualquier caso ser parte de las políticas habituales y activas de cualquier pyme.

Foto: Christian Stock

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué estás poniendo bajo la firma de tu mail?

Un comentario de ayer en el blog sobre sanciones LOPD me recordó un tema que hace tiempo quería comentar: esos curiosos avisos supuestamente legales tan frecuentes al pie de los correos electrónicos, con más tendencia al barroquismo y la extravagancia cuanto más grande es la empresa que lo envía. Se trata de una sanción de 1.200€ a una librería, que aunque incluía en sus correos un enlace a la Política de Privacidad en su web, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) determinó que aunque sea gratuito, no es un procedimiento sencillo ya que, por un lado, la información que se desprende del enlace no permite relacionarlo de forma fácil ni con el ejercicio del derecho de oposición al tratamiento de datos con fines comerciales ni con la existencia de un procedimiento habilitado para ello y, por otro lado, dicho enlace no remite directamente al procedimiento, sino que enlaza con la información. La historia completa en Cuestión de detalles. Comenta Alejandro , de Esal Consultore

La Lista Robinson de FECEMD y mis perplejidades

Hace ya unas semanas que la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD) anunció, con la colaboración de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), su servicio de Lista Robinson, un fichero de exclusión en los términos del artículo 49 del Nuevo Reglamento LOPD, que aseguraban permitirá a los ciudadanos inscribirse para evitar recibir comunicaciones comerciales no deseadas, de empresas con las que no mantengan o no hayan mantenido algún tipo de relación. Como todas las noticias recogidas en diferentes medios me resultaban algo confusas, me he abstenido de dar ninguna opinión hasta no haber acudido a alguna de las presentaciones conjuntas FECEMD-AEPD previstas. Ayer estuve en la que se realizó en la sede de la CEOE en Madrid y tras dos horas de conferencia, preguntas y respuestas, si estoy escribiendo estas líneas no es porque me haya aclarado en absoluto... sino para compartir mis perplejidades y rogar que alguno de los ilustres profesionales del Derecho (e

¿Soluciones "a coste cero"?: empecemos a poner un poco de orden

Importantísimo artículo publicado ayer en El Mundo (otro documento imprescindible a partir de ahora en la carpeta de cualquier consultor, pincha la imagen para verlo más grande) denunciando el mal uso de los fondos para formación de trabajadores con el fin de enmascarar la prestación de servicios de consultoría en protección de datos: La protección de datos se financia con el Forcem. La antigua Forcem, ahora denominada Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, vuelve a estar en entredicho y otra vez es por el uso de los fondos destinados a la formación de trabajadores que gestiona. Empresas dedicadas a la implantación de la protección de datos están utilizando los recursos destinados a cursos de formación como reclamo para pagar sus servicios, en los que la formación únicamente sirve en ocasiones sólo para encubrir la financiación de los recursos. Es lo que ellos denominan la adaptación a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) "a coste cero" en algunos anu

Ya puedes descargar hasta 18 meses de datos de Google My Business

Todos los usuarios de Google My Business ahora tienen la opción de exportar hasta 18 meses de datos de sus listados. Tanto si eres propietario de un negocio local o una agencia que gestiona múltiples ubicaciones, ahora puedes exportar a una hoja de cálculo los datos del periodo que quieras del último año y medio. El informe exportado de Google My Business incluye los siguientes conjuntos de datos: Búsquedas totales Búsquedas directas Búsquedas de descubrimiento Vistas totales Vistas de búsqueda Vistas de mapas Total de acciones Acciones de visita al sitio web Acciones de solicitud de indicaciones Acciones de llamadas telefónicas Para descargar el informe sigue estos pasos: Entra en el escritorio de GMB . Si gestionas mas de una ubicación selecciona aquellas de las que quieras descargar los datos o no selecciones ninguna para obtener los datos de todas al tiempo. Si eres el propietario de un único negocio no hará falta seleccionar nada. Clic en "Descargar

Ya no soy el Coordinador Nacional de Ventas de Grupo Millar2

Como se puede imaginar el respetable lector, un titular así daría para muchos folios de explicaciones y matizaciones, pero como diría el castizo "total pa'qué". Y además Jaime Estevez ya lo explicó muy bien en cierta ocasión . Alguno pensará que no son formas: juro que desde hace más de un mes he pedido varias veces por escrito a la compañía que retirara mi nombre y cargo de la web corporativa y que consensuáramos una nota pública para anunciar la novedad... hasta hoy. The show must go on , afirma el clásico, y no seré yo quien lo enmiende. Damas y caballeros, se abre un mundo de posibilidades, permanezcan a la escucha (o hagan comentarios).