Ir al contenido principal

Antes de la venta (y 4): otras fuentes

Además de lo relacionado y ya tratado acerca de protección de datos y la web de la AEPD, son muchas otras las informaciones y medios que podemos usar antes de una visita comercial.
  • Google. El súmmum de la información. Para sacarle más provecho: Técnicas de búsqueda en internet.
  • Su web. Una de los primeros enlaces que puedes encontrar en internet es de la web del cliente. Visitándola se puede observar si tiene formularios de contacto, si hace comercio electrónico, la idea de su negocio, el tipo de cliente al que se dirige. Esta clase de información puede ayudarnos mucho por ejemplo para saber hacia qué cursos de formación debemos orientarle.
  • Vecinos. Si estamos trabajando con un concepto de zona es muy posible que hayamos visitado, incluso hecho cliente, a alguno de los vecinos empresarios. Podemos pedir ayuda a éstos para que nos presente o recibir información sobre su carácter, costumbres, mejores horas para visitarle, etc...
  • Referencias. Si acudimos a una visita a través de un acuerdo con la asesoría o la asociación profesional a la que pertenece el empresario, la primera fuente de información habrá sido ese prescriptor. No nos limitemos a pedir un nombre y un teléfono, seguramente nuestro interlocutor conoce bien al posible cliente y puede aconsejarnos sobre la forma de enfocar el contacto.
  • Instalaciones. Cuando llegamos a una cita con un cliente lo haremos normalmente visitándole en sus oficinas. El edificio en el que estén situadas estas oficinas, su recepción (o la falta de ésta), los muebles de su oficina, los ordenadores, los empleados y su actitud, etc... nos darán mucha información sobre la empresa.
  • El cliente. Cuando entras en el campo de visual de un posible cliente (especialmente si es la primera visita), él te "escanea" observando como vas vestido, tu actitud, los elementos de trabajo que llevas, y de esta observación saca determinadas conclusiones. Tú has de aprender a hacer lo mismo... pero sin que se note :)
Siempre hay que reiterar el sumo cuidado y profesionalidad a mantener con esta información "previa" a una visita.
Una vez que estemos frente al potencial cliente siempre hemos de citar las fuentes, de forma que no se pueda confundir con una especie de espionaje intimidatorio: "Visitando su página web he observado que...", "en la revista de su asociación decían que su empresa...", "me comentaba su asesor que...".


Más información:
Antes de la venta (1): cómo buscar en el RGPD
Antes de la venta (2): cómo interpretar los resultados del RGPD con ficheros
Antes de la venta (3): cómo interpretar los resultados del RGPD sin ficheros

Foto: HVX Silverstar 

Comentarios

  1. Y segun he constatado en el Registro General de ficheros la Agencia de Proteccion de Datos, ustedes no han declarado ningun fichero ¿ tiene algo que objetar?......¡¡¡Ay...perdón no queria decir eso..., te lo aguantas ¡¡¡¡¡¡es algo que se,que el no se ni imagina que lo se.

    ResponderEliminar
  2. En una zona lo mejor es conseguir el "efecto oveja". Hacer cliente primero a la empresa o empresario más influyente de la zona, dándole una atención y servicio excepcional, y con su ayuda y "evangelización" tirar del resto del rebaño.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Respetamos los comentarios de Anónimos, pero se agradece la firma.
Se anularán los comentarios que:
1. No tengan algún tipo de relación con la temática de la nota.
2. Tenga insultos al autor de la nota o a otros comentaristas.
3. Sean de un troll o un hoygan
4. Hagan spam.

Entradas populares de este blog

¿Qué estás poniendo bajo la firma de tu mail?

Un comentario de ayer en el blog sobre sanciones LOPD me recordó un tema que hace tiempo quería comentar: esos curiosos avisos supuestamente legales tan frecuentes al pie de los correos electrónicos, con más tendencia al barroquismo y la extravagancia cuanto más grande es la empresa que lo envía. Se trata de una sanción de 1.200€ a una librería, que aunque incluía en sus correos un enlace a la Política de Privacidad en su web, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) determinó que aunque sea gratuito, no es un procedimiento sencillo ya que, por un lado, la información que se desprende del enlace no permite relacionarlo de forma fácil ni con el ejercicio del derecho de oposición al tratamiento de datos con fines comerciales ni con la existencia de un procedimiento habilitado para ello y, por otro lado, dicho enlace no remite directamente al procedimiento, sino que enlaza con la información. La historia completa en Cuestión de detalles. Comenta Alejandro , de Esal Consultore

La Lista Robinson de FECEMD y mis perplejidades

Hace ya unas semanas que la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD) anunció, con la colaboración de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), su servicio de Lista Robinson, un fichero de exclusión en los términos del artículo 49 del Nuevo Reglamento LOPD, que aseguraban permitirá a los ciudadanos inscribirse para evitar recibir comunicaciones comerciales no deseadas, de empresas con las que no mantengan o no hayan mantenido algún tipo de relación. Como todas las noticias recogidas en diferentes medios me resultaban algo confusas, me he abstenido de dar ninguna opinión hasta no haber acudido a alguna de las presentaciones conjuntas FECEMD-AEPD previstas. Ayer estuve en la que se realizó en la sede de la CEOE en Madrid y tras dos horas de conferencia, preguntas y respuestas, si estoy escribiendo estas líneas no es porque me haya aclarado en absoluto... sino para compartir mis perplejidades y rogar que alguno de los ilustres profesionales del Derecho (e

Traducción automática de reseñas en Google Maps

La próxima vez que estés viajando y mires la ficha de un negocio en un idioma extranjero, Google Maps traducirá las reseñas de forma automática al idioma definido en tu dispositivo móvil. O si desde casa o el trabajo buscas información planeando un viaje, lo mismo ocurrirá en tu equipo de escritorio. Así que si estás en un país extranjero y buscas un lugar para comer, por ejemplo, las críticas que encuentres aparecerán en el idioma que hayas establecido en tu dispositivo. Y si eres propietario de un negocio local, analiza lo que significa que también personas que buscan información sobre tu localidad desde el extranjero puedan leer las reseñas sobre tu negocio. Google dice que esto ocurrirá automáticamente al realizar una búsqueda en Google Maps o en la aplicación de búsqueda, así como en las búsuqedas desde ordenadores de escritorio. Al leer las revisiones, la versión traducida aparecerá primero seguida de la versión original. Aquí hay un ejemplo sobre la búsqueda de resta