Carta Universal sobre privacidad

La Agencia de Protección de Datos de España (AEPD) se ha propuesto elaborar antes de fin de año una Carta universal de la ONU que garantice un nivel mínimo de privacidad, y ha comenzado el trabajo con una reunión preliminar en Barcelona para establecer las bases de trabajo y fijar los estándares internacionales que deben conformar esta Carta universal de la ONU. El objetivo es que sea aprobada en la 31ª Conferencia Internacional de Protección de Datos y Privacidad, que tendrá lugar en Madrid el próximo mes de noviembre.

Actualmente, la legislación sobre protección de datos varía extraordinariamente en cada país, incluyendo algunos que ni siquiera la regulan. Con esta carta se conseguiría crear un instrumento vinculante que otorgue protección legal a los ciudadanos de forma universal.

La reunión, celebrada en el Parlament de Cataluña, estuvo presidida por el presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach, y contó con la presencia de la directora de la Agencia Catalana de Protección de Datos, Esther Mitjans, y del director de la Agencia Española de Protección de Datos, Artemi Rallo, además de diversos representantes de las agencias de Catalunya, el País Vasco y Madrid. Asimismo asistieron representantes de una treintena de países, entre los que figuraban Estados Unidos, Alemania, Canadá, Francia, Holanda, Hong Kong, Irlanda, Reino Unido e Italia, así como expertos legales y estudiosos académicos, además de representantes de las grandes empresas de la Red como Google, Microsoft u Oracle.

Esther Mitjans (profesora de derecho constitucional de la Universidad de Barcelona, además de directora de la Agencia Catalana de Protección de Datos) hizo unas declaraciones muy interesantes:
La protección de datos nunca puede ser absoluta, hay que poder valorar cada situación y aplicar criterios concretos.
Las empresas dicen someterse a una política de privacidad pero en realidad se mueven en la ambigüedad y no asumen ninguna responsabilidad.
El incremento de los delitos en Internet y de la vulneración del derecho a la privacidad en la red hace necesaria la creación de tribunales específicos con juristas especializados en el tema. La desinformación sobre este tema no sólo afecta a los usuarios, sino también a los órganos judiciales, a la Administración y a los funcionarios.
Las medidas que puedan tomar los diferentes estados no tienen sentido si no se crean unas reglas internacionales y vinculantes. Internet no tiene fronteras, por lo que son necesarias reglas internacionales que estén por encima de los estados. Al igual que el derecho marítimo internacional regula la navegación por mar, hay que crear las leyes para navegar por Internet con seguridad.
Es necesario defender a los ciudadanos y los consumidores porque la desprotección sólo beneficia a las empresas o los estados que cometen abusos.


Foto: Parlamento de Cataluña.  Alex Castellá 
Marketing Positivo, Actualizado en: jueves, enero 15, 2009