Consejos sobre el uso del correo electrónico

El correo electrónico se ha convertido ya en una herramienta imprescindible en la actividad comercial hoy día.

Sus ventajas son claras: es inmediato, sencillo y prácticamente gratuito, pero al tiempo estas mismas carácterísticas lo han hecho tan popular y masivo que corremos el riesgo de que ese mail que queremos enviar tan importante para nosotros quede sepultado, y lo que es peor olvidado, en alguna Bandeja de Entrada saturada o incluso acabe arrojado al infierno de la carpeta de Spam, que funciona cada vez más como un sistema automatizado ajeno a la intervención directa del usuario.

Ahí van algunos consejos para que tus correos tengan más posibilidades de ser leídos:
  1. Recuerda que sólo porque tengas la dirección electrónica de alguien no significa que tengas derecho a enviarle un mail. Para algo existen la LOPD y la LSSI.
  2. Por ejemplo si envías un correo a un grupo, las direcciones han de ir siempre en Copia Oculta (CCO) para evitar que cada destinatario vea el correo del resto.
  3. En cualquier caso cuanto más masivo es un correo menos posibilidades de que sea leído, la personalización es la clave: incluye siempre el nombre del receptor en la frase incial.
  4. Sé breve: si todo el texto no cabe en una pantalla, recórtalo.
  5. Incluye siempre la firma que te identifique con tus datos de contacto.
  6. Nunca pongas el Asunto en mayúsculas (equivale a gritar), ni lleno de exclamaciones, ni utilices muchos tipos de letra y colores y negritas y cursivas en el texto. Está bien destacar lo más importante, pero los excesos en la tipografía distraen del mensaje.
  7. No anexes archivos pesados de varios megas: cuélgalos en algún sitio de la red y envía enlaces.
  8. No escribas como en un folleto publicitario o un comunicado de prensa: si eres una persona, escribe como una persona.
  9. Envíate una copia de los correos importantes para observar cómo lo verá el receptor: ¿resulta interesante en tu Bandeja de Entrada?
  10. Si estás respondiendo hazlo siempre incluyendo el correo original, así el receptor sabrá de inmediato a qué te refieres.
  11. No reenvies cadenas ajenas, a mucha gente le molestan, en especial cuando las recibes por decimoquinta vez.
  12. Nunca olvides que lo escrito queda: repasa antes de darle a Enviar.

Imagen: simiezzz. 

Marketing Positivo, Actualizado en: martes, enero 13, 2009