El uso de TU tiempo

Puedes hacer toda clase de planes para aprovechar mejor el tiempo y ser más productivo: puedes hacer listas de tareas pendientes, usar técnicas como GTD, llevar una agenda en papel, utilizar aplicaciones web con alarmas sincronizadas con calendarios, etc... pero salvo que seas Robinson Crusoe tendrás además que tomar en consideración un factor que muchas veces se olvida y sin embargo suele ser la causa más habitual de retrasos en la planificación: no estás sólo.

A tu alrededor, tanto en el plano personal como profesional, hay otras personas que tienen sus propios planes (o no tienen ninguno que es casi peor) no siempre "armonizados" contigo. Por lo tanto, en cualquier plan de trabajo que prepares sera clave explicar a la gente que te rodea cúal será tu disponibilidad, cómo quieres que utilicen tu tiempo.

Significa establecer normas (y cumplirlas, claro) en función de tu trabajo y responsabilidades: marcar horarios de atención telefónica, de respuesta a correos electrónicos, de reuniones presenciales, etc.

Si tú respetas tu planificación, será más probable que tu entorno también lo haga.

FotografíaBug-a-Lug
Marketing Positivo, Actualizado en: martes, enero 27, 2009