Ir al contenido principal

Certificado Digital

El Certificado Digital es el equivalente electrónico a un Documento de Identidad. Permite a su propietario identificarse en la Red así como firmar y cifrar documentos y mensajes. El Certificado Digital garantiza:
  • Integridad de los datos transmitidos.
  • Identidad de las partes.
  • Aceptación de compromisos adquiridos.
  • Confidencialidad.
El Proyecto Hacia un Censo Digital tiene el objetivo de fomentar el uso de la Certificación Digital y Firma Electrónica en las pymes, micropyme y autónomos con el fin de que tengan una identidad en la Red y se incorporen a la Sociedad de la Información.

Es una iniciativa de las Cámaras de Comercio que cuenta con el apoyo económico del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Esta colaboración hace posible que las pymes españolas cuenten con estos servicios de forma gratuita.

La autoridad de certificación de las Cámaras de Comercio, dentro del Programa, ofrece certificados de tres tipos:
  • De persona física perteneciente a empresa: este certificado determina la vinculación de una persona física a una empresa.
  • De representante de empresa: permite a su titular actuar en nombre de la empresa a la que pertenece.
  • De persona jurídica: identifica a una empresa con personalidad jurídica.
Los usos posibles incluyen trámites administrativos antes las admnistraciones centrales, autonómicas y locales, colegios oficiales, etc, así como usos empresariales tales como factura electrónica, firma de contratos telemáticos, custodia de documentación electrónica, mensajería, etc...
Para todo ello, conjuntamente con el Certificado Digital se entregan de forma gratuita una serie de aplicaciones para firmas, facturación electrónica, etc.


Yo ya he pedido el mío.

Comentarios

  1. Grandes avances de la tecnología, no hay duda, pero ¿y la seguridad? Esa firma digital tiene un peso legal enorme. Habrá que tener mucho cuidado.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente Roberto. Si esta noticia la unes a la del Informe INTECO sobre seguridad... el panorama es preocupante.

    Un extracto de:
    http://www.delitosinformaticos.com/10/2008/noticias/el-“cibercrimen”-un-desafio-para-el-sistema-judicial-que-exige-la-colaboracion-entre-estados-y-empresas

    En esta situación actual, por tanto, es imprescindible la implicación y colaboración entre todos los agentes sociales, principalmente empresas y Estados para evitar que el “cibercrimen” continúe extendiéndose hasta ocupar todos los ámbitos de la actividad en la red. Por otro lado, medidas como el Convenio sobre la “ciberdelicuencia”, elaborado por el Consejo de Europa con la participación de Canadá, Estados Unidos, Japón y Sudáfrica, en vigor desde julio 2004, sirven para proporcionar una norma mundial que mejore la legislación sobre la “ciberdelincuencia”.

    ResponderEliminar
  3. Si los certificaods se obtienen de prestadores de servicios de ceritificación de confianza, la posibilidad de falsificarlos es ínfima.

    Respecto a lo que se puede hacer con la firma electrónica, depende del nivel de ésta. En http://www.isigma.es/esp/index.php?id=firma.php se explican los niveles y algunas aplicaciones

    ResponderEliminar
  4. @chemalogo: un enlace interesante. Gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Respetamos los comentarios de Anónimos, pero se agradece la firma.
Se anularán los comentarios que:
1. No tengan algún tipo de relación con la temática de la nota.
2. Tenga insultos al autor de la nota o a otros comentaristas.
3. Sean de un troll o un hoygan
4. Hagan spam.

Entradas populares de este blog

¿Qué estás poniendo bajo la firma de tu mail?

Un comentario de ayer en el blog sobre sanciones LOPD me recordó un tema que hace tiempo quería comentar: esos curiosos avisos supuestamente legales tan frecuentes al pie de los correos electrónicos, con más tendencia al barroquismo y la extravagancia cuanto más grande es la empresa que lo envía. Se trata de una sanción de 1.200€ a una librería, que aunque incluía en sus correos un enlace a la Política de Privacidad en su web, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) determinó que aunque sea gratuito, no es un procedimiento sencillo ya que, por un lado, la información que se desprende del enlace no permite relacionarlo de forma fácil ni con el ejercicio del derecho de oposición al tratamiento de datos con fines comerciales ni con la existencia de un procedimiento habilitado para ello y, por otro lado, dicho enlace no remite directamente al procedimiento, sino que enlaza con la información. La historia completa en Cuestión de detalles. Comenta Alejandro , de Esal Consultore

La Lista Robinson de FECEMD y mis perplejidades

Hace ya unas semanas que la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD) anunció, con la colaboración de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), su servicio de Lista Robinson, un fichero de exclusión en los términos del artículo 49 del Nuevo Reglamento LOPD, que aseguraban permitirá a los ciudadanos inscribirse para evitar recibir comunicaciones comerciales no deseadas, de empresas con las que no mantengan o no hayan mantenido algún tipo de relación. Como todas las noticias recogidas en diferentes medios me resultaban algo confusas, me he abstenido de dar ninguna opinión hasta no haber acudido a alguna de las presentaciones conjuntas FECEMD-AEPD previstas. Ayer estuve en la que se realizó en la sede de la CEOE en Madrid y tras dos horas de conferencia, preguntas y respuestas, si estoy escribiendo estas líneas no es porque me haya aclarado en absoluto... sino para compartir mis perplejidades y rogar que alguno de los ilustres profesionales del Derecho (e

¿Soluciones "a coste cero"?: empecemos a poner un poco de orden

Importantísimo artículo publicado ayer en El Mundo (otro documento imprescindible a partir de ahora en la carpeta de cualquier consultor, pincha la imagen para verlo más grande) denunciando el mal uso de los fondos para formación de trabajadores con el fin de enmascarar la prestación de servicios de consultoría en protección de datos: La protección de datos se financia con el Forcem. La antigua Forcem, ahora denominada Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, vuelve a estar en entredicho y otra vez es por el uso de los fondos destinados a la formación de trabajadores que gestiona. Empresas dedicadas a la implantación de la protección de datos están utilizando los recursos destinados a cursos de formación como reclamo para pagar sus servicios, en los que la formación únicamente sirve en ocasiones sólo para encubrir la financiación de los recursos. Es lo que ellos denominan la adaptación a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) "a coste cero" en algunos anu