Ir al contenido principal

¿Te has leído las Resoluciones de la AEPD?

A raíz de un comentario en el blog Ley de Protección de Datos he recordado una anécdota que he contado alguna vez en los cursos de formación, pero que me ha parecido interesante hacer pública aquí porque ilustra el nivel de desconocimiento existente sobre protección de datos, incluso en estamentos que se supone deberían ser los expertos.

El asunto es que hace cosa de una año y medio un consultor me comenta que acaba de hacer cliente de GM2 a una empresario del sector turístico (tamaño entre 10 y 15 empleados) que ante el inicio de un procedimiento sancionador por parte de la AEPD (falta grave) había sido "abandonado" por su consultora y se había visto obligado a contratar un abogado para su defensa. Obviamente la defensa jurídica que incorpora el servicio de adaptación a la LOPD de GM2 no cubre los hechos anteriores a esta contratación, pero por amistad con el consultor accedí a tener una entrevista con el abogado por ver con el mejor ánimo posible si podíamos echarle una mano en algo.

La entrevista ya comenzó mal con la actitud negativa del abogado frente a la LOPD, es decir, los argumentos habituales del tipo "esto es un sacacuartos", "no sirve para nada", etc, excusables en un microempresario que ignora por completo lo que la protección de datos significa, pero cuanto menos chocantes en un profesional del derecho. Pero la conversación alcanzó un momento delirante, cuando ante los ejemplos de diferentes resoluciones sancionadoras que yo le citaba con la intención de hacerle ver la importancia del asunto, me pregunta de pronto con gesto extrañado: "¿Y cómo es que tú conoces tantas resoluciones?" Me quedé un momento parado, pensando que no había entendido bien la pregunta, pero sí, cuando respondí: "porqué las he leído en la página web de la Agencia", él añadió: "¿ah, se publican en internet?"... y yo ya no supe que más decir.

Un pequeño empresario jugándose una sanción entre 60.000 y 300.000 euros y un supuesto profesional encargado de su defensa que ni siquiera ha leído una de las miles de resoluciones que la AEPD pone a disposición de todos a través de su web, y que son una fuente de información fundamental para redactar los recursos de su cliente.

Y enlazando con el comentario de origen de esta nota... por eso debe ser que algunos siguen insistiendo en defensas incorrectas, en recursos que intentan echar la culpa a los demas o poner en duda la honradez de los inspectores.

Comentarios

  1. Jesús,

    Lo que pasa en el mundo jurídico en España, es que hay mucho profesional del derecho que se dedica a todo lo que cae en sus manos, sin estar especializado en nada en concreto y por eso se dedican a "echar pestes" de lo que desconocen.

    Por otro lado también existe mucho intruso en el mundo de asesoramiento jurídico.

    ResponderEliminar
  2. "El primer paso de la ignorancia es presumir de saber."

    Baltasar Gracián (1601-1658) Escritor español.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Respetamos los comentarios de Anónimos, pero se agradece la firma.
Se anularán los comentarios que:
1. No tengan algún tipo de relación con la temática de la nota.
2. Tenga insultos al autor de la nota o a otros comentaristas.
3. Sean de un troll o un hoygan
4. Hagan spam.

Entradas populares de este blog

¿Qué estás poniendo bajo la firma de tu mail?

Un comentario de ayer en el blog sobre sanciones LOPD me recordó un tema que hace tiempo quería comentar: esos curiosos avisos supuestamente legales tan frecuentes al pie de los correos electrónicos, con más tendencia al barroquismo y la extravagancia cuanto más grande es la empresa que lo envía. Se trata de una sanción de 1.200€ a una librería, que aunque incluía en sus correos un enlace a la Política de Privacidad en su web, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) determinó que aunque sea gratuito, no es un procedimiento sencillo ya que, por un lado, la información que se desprende del enlace no permite relacionarlo de forma fácil ni con el ejercicio del derecho de oposición al tratamiento de datos con fines comerciales ni con la existencia de un procedimiento habilitado para ello y, por otro lado, dicho enlace no remite directamente al procedimiento, sino que enlaza con la información. La historia completa en Cuestión de detalles. Comenta Alejandro , de Esal Consultore

La Lista Robinson de FECEMD y mis perplejidades

Hace ya unas semanas que la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD) anunció, con la colaboración de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), su servicio de Lista Robinson, un fichero de exclusión en los términos del artículo 49 del Nuevo Reglamento LOPD, que aseguraban permitirá a los ciudadanos inscribirse para evitar recibir comunicaciones comerciales no deseadas, de empresas con las que no mantengan o no hayan mantenido algún tipo de relación. Como todas las noticias recogidas en diferentes medios me resultaban algo confusas, me he abstenido de dar ninguna opinión hasta no haber acudido a alguna de las presentaciones conjuntas FECEMD-AEPD previstas. Ayer estuve en la que se realizó en la sede de la CEOE en Madrid y tras dos horas de conferencia, preguntas y respuestas, si estoy escribiendo estas líneas no es porque me haya aclarado en absoluto... sino para compartir mis perplejidades y rogar que alguno de los ilustres profesionales del Derecho (e

¿Soluciones "a coste cero"?: empecemos a poner un poco de orden

Importantísimo artículo publicado ayer en El Mundo (otro documento imprescindible a partir de ahora en la carpeta de cualquier consultor, pincha la imagen para verlo más grande) denunciando el mal uso de los fondos para formación de trabajadores con el fin de enmascarar la prestación de servicios de consultoría en protección de datos: La protección de datos se financia con el Forcem. La antigua Forcem, ahora denominada Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, vuelve a estar en entredicho y otra vez es por el uso de los fondos destinados a la formación de trabajadores que gestiona. Empresas dedicadas a la implantación de la protección de datos están utilizando los recursos destinados a cursos de formación como reclamo para pagar sus servicios, en los que la formación únicamente sirve en ocasiones sólo para encubrir la financiación de los recursos. Es lo que ellos denominan la adaptación a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) "a coste cero" en algunos anu