Cómo destrozar la propia empresa y creerse maravilloso


Cómo destrozar la propia empresa y creerse maravilloso

Josep M. Rosanas Martí
Editorial Granica

Mueva a las personas como fichas. Disponga de ellas a su antojo, que para esto es el jefe. No se comprometa con nadie a nada. Hay que tener flexibilidad para poder hacer siempre lo que parezca mejor. No escuche sus opiniones; y mucho mejor todavía, finja que les escucha. Si no están de acuerdo con usted, dígales que no tienen visión de conjunto y use técnicas modernas de motivación para combatir la resistencia al cambio.
Por supuesto, si alguna vez no les queda más remedio que comprometerse, no es necesario que cumpla depués; argumente que las circunstancias han cambiado. Esto siempre es verdad.
Trate a las personas como cosas o como animales. Pero antes de que nos precipitemos en nuestro juicio y pensemos que sólo monstruos stalinianos o hitlerianos son capaces de una cosa así, veamos primero en qué consiste eso.
Empecemos por darnos cuenta de que “tratar mal” a las cosas o a los animales no es, en general, lo que suele hacer el ser humano. Bien al contrario es mucho más frecuente que las trate incluso mejor de lo que sería lógico esperar. Fijémonos, por ejemplo, cómo trata normalmente la gente a un coche de la gama alta, o a un traje, o a un animal de una cierta entidad como un caballo o un perro de raza…
… Tratar a un ser humano como una “cosa”, entonces consiste en cuidarle para que dure, no ocuparse en absoluto de lo que piensa y darle la cantidad de dinero que “el mercado” dice que hay que darle. Esto es “mantenimiento”. No hacerlo es “dejadez o caradura”…
…Pero si de lo que se trata es de trabajar con animales, uno suele tener en cuenta (a menos de que sea muy lerdo) que una cierta relación hay que establecer, que hay cosas que quieren y que hay cosas que no quieren, y que se puede tratar de condicionarles para obtener los resultados que se desean…
… Para un animal, un azucarillo hoy puede ser únicamente una golosina, y mañana pasar a ser el desencadenante de un determinado movimiento. Los animales no tienen “opinión” y por tanto no hay ninguna necesidad de escucharla ni de tenerla en cuenta….
…Ignorar las opiniones de las personas, sus puntos de vista, sus soluciones a problemas reales, es tratarles como animales. Y usted destroza la organización, porque ellos lo notan. Si se resisten, usted siempre puede argumentar que “les falta información”, o les falta “visión de conjunto”… le hará sentirse maravilloso a usted mismo, porque usted sí tiene información, visión de conjunto, y sabe de técnicas empresariales…
…Pero es tratarles como a animales, porque las personas tienen otras cosas que aportar además del esfuerzo físico (la “mano de obra”) y/o mental elemental. De hecho, y para ser precisos, es tratarlos como si en lugar de pertenecer a la especie Homo sapiens pertenecieran a la Homo faber, un antepasado del hombre actual sólo útil para trabajos manuales o de segundo orden.
Marketing Positivo, Actualizado en: domingo, febrero 08, 2009

9 comentarios:

  1. En esta entrada al Blog, y en lo que podemos aprender de la NBA Jesús pone de manifiesto con con su gran profesionalidad, como se pueden sacar las mejores potencialidades de las personas y como hacer equipos de alto rendimiento, así mismo lo que "no" debemos hacer cuando nuestro objetivos es trabajar con personas inteligentes y con principios.
    Gracias por abrirme los ojos.

    ResponderEliminar
  2. Si con este articulo lo que quieres que entendamos es más allá de lo escrito, yo solo te puedo acompañar en el transcurso del paso del tiempo y este es el único que descubre las verdades, y confirma los principios de cada individuo. Es cuestión de horas.

    ResponderEliminar
  3. Julio: SIEMPRE quiero que entiendas más allá de lo escrito. Con esa esperanza escribo.

    ResponderEliminar
  4. trabajo en una empresa q es totalmente "positiva..." ataques de ansiedad, bajas por depresión, peleas, algun grito...
    es el pan nuestro de cada dia.
    no puedo estar mas de acuerdo!!!

    ResponderEliminar
  5. Es la primera vez que intervengo en este foro, pero más vale tarde que nunca.

    Bueno va el comentario:

    Pienso que el problema es que la Democracia, los Derechos Humanos, las distintas Constituciones, etc, etc, las cuales han conseguido con mucho esfuerzo abolir esclavitud, y han jodido a esos empresarios que menciona este libro, los cuales intentan encontrar otros tipos de esclavitud (mucho más sofisticada), como por ejemplo la esclavitud psicología a tus propias debilidades, creando dependencia de tus propios defectos, como por ejemplo utilizar la “avaricia” de los individuos, en su propio beneficio. Ejemplos:

    Antes:
    - Que alguien te miraba más de un segundo o con cierta mirada de orgullo de poder decir algo, pues entonces y públicamente se le daban 20 latigazos y se le dejaba sin comer varios días.
    Ahora:
    - Que alguien te mira más de un segundo o con cierta mirada de orgullo o de poder aportar algo, pues públicamente y abusando de su posición de amo dominante, se le machaca verbalmente, pero luego se le da un azucarillo para endulzarle el mal trago.

    Antes:
    - Que alguien se atrevía a intentar pensar, y además y lo más grave, lo quería contar a sus compañeros, pues entonces y públicamente se le cortaba la lengua.
    Ahora:
    - Que alguien se atrevía a intentar pensar, y además y lo más grave, lo quería contar a sus compañeros, pues públicamente se le hablaba del efecto mariposa… o se le mandaban tareas tan desproporcionadas que no le dejaban tiempo para hacerlo…

    Antes:
    - Que alguien intentaba huir de esa situación, pues entonces se le perseguía con perros, y se le torturaba públicamente, hasta matarlo, para que así sirviera de escarmiento al resto.
    Ahora:
    - Que alguien intentaba huir de esa situación, pues para eso están los contratos leoninos con cláusulas abusivas y si eso no era suficiente, siempre queda la amenaza de las demandas.

    Y así un largo etc, etc

    LASTIMA no haber conocido este libro antes!. Seguramente y a más de uno le hubiera podido ayudar. El hipnotismo colectivo, es jodido.

    No obstante, ese libro me parece una tremenda exageración, pues por más que he mirado a mí alrededor, no he encontrado ningún parecido con la realidad. ¿Estaré yo también bajo el influjo de algún tipo de hipnotismo?.

    ResponderEliminar
  6. Hay personas que se consideran muy listas porque tienen la capacidad de hipnotizar a los demás con sus palabras. No obstantes, más que listos son NECIOS, ya que como bien comentabas Jesús, somos Homo sapiens y aunque a veces nos dejamos conquistar, el que más y el que menos recupera tarde o temprano la capacidad de raciocinio y analiza la situación. El único que no lo hace es el creador de la situación, que egocéntrico, engreido e ingnorante como es piensa que es un superhéroe y que su poder es infinito. Al final da pena ver cuanta miseria puede reunir una persona. Al final cuando analizas la situación...¿que has perdido? Tu integridad, tus principios y lo más valioso de tu persona no hay ningún ser humano, por listo que se crea, que te lo pueda quitar. Y de la experiencia vivida siempre se sacan cosas positivas. Tu tendrás siempre la posibilidad de tener una vida rica, aunque nos hagan pasar por apuros economicos. Son ellos los que solo tienen el dinero para llenar su vida. Con su pan se lo coman. Siempre he preferido a las personas que a los objetivos. Aunque esto es una opiniçon personal, al menos me satisface pensar que la respeto hasta el punto de no querer saber nada de estos a los que anteponen los objetivos a las personas.

    ResponderEliminar

Respetamos los comentarios de Anónimos, pero se agradece la firma.
Se anularán los comentarios que:
1. No tengan algún tipo de relación con la temática de la nota.
2. Tenga insultos al autor de la nota o a otros comentaristas.
3. Sean de un troll o un hoygan
4. Hagan spam.