Ir al contenido principal

Ataca tus limitaciones: convierte tus debilidades en fortalezas (y 2)

Artículo original: Attack Your Limitations: Turn Your Weaknesses Into Strengths. Traducción: Jesús Pérez Serna. (Primera parte)

¿Qué debilidades te frenan?

¿Cuáles crees que son tus debilidades? ¿Te alejan de comenzar algo nuevo, de perseguir un sueño?

En ocasiones tenemos miedos sobre nuestras debilidades sin darnos cuenta. Tómate un minuto para pensar en lo que siempre has querido hacer, o lo que está haciendo ahora. ¿Cuáles son tus temores? ¿Qué es lo que percibes como tus debilidades? ¿Cuáles son tus limitaciones, y qué es lo que te sostiene?

Evalúate y, a continuación, sigue leyendo para cambiar tu mentalidad sobre estas deficiencias.

Convierte tus debilidades en fortalezas

No voy a ser capaz de hacer una lista exhaustiva de los puntos débiles, pero lo principal es aprender a tener la mentalidad de que tus debilidades pueden convertirse en fortalezas. Puede haber excepciones, pero no he pensado en ninguna de momento. Incluso si las hay, es muy útil examinar siempre tus debilidades y ver cómo se pueden convertir en ventajas.

Primer paso: examinar tus debilidades.
Segundo paso: determinar tus puntos fuertes.
Tercer paso: imaginar la forma de mover tus debilidades a la columna de fortalezas.

Aquí hay sólo algunos ejemplos... insisto, no puedo listarlos todos y la idea principal es que tu mismo lo descubras. Cuanto más práctica tengas en esta forma de pensar, mejor resultado te dará.

  • No eres un buen orador. Aprende en su lugar a ser un comunicador cercano. Si no eres bueno hablando a las multitudes, habla con pequeños grupos o comunica de uno a uno, y aprender a ser realmente bueno en eso. Habla de manera que conectes íntimamente con la gente, eso les acercará a ti. Aprende a ser eficaz en comunicarte con pequeños grupos y directamente.
  • No eres un buen escritor. Se más personal. Si no puedes escribir una gran propuesta, hazla en persona. Si no puedes escribir un gran informe, haz una presentación. Si no puedes escribir un blog, haz un videoblog o podcast.
  • No tienes un montón de dinero para iniciar un negocio. Ser simple y creativo en su lugar. Lo pequeño es una ventaja en los negocios estos días. Puedes desarrollar productos sin burocracia, con un rápido desarrollo, sin demasiada planificación o reuniones. Puedes utilizar marketing de guerrilla. Eres más rápido y más ágil que un competidor más grande. Puedes adaptarte con mayor rapidez.
  • No eres rápido. Por lo tanto se pensador. Se más completo. Se más reflexivos. Trabaja en lo importante en lugar de arrancar un montón de cosas.
  • No tienes un blog con una gran audiencia. Entonces se más íntimo y fortalece los lazos con la pequeña audiencia que tengas. Conviértela en tus mejores defensores, y realmente llega a conocer a cada nuevo lector. Diviértete con tu pequeña audiencia de una forma que en la que los grandes blogs no pueden.
  • No tienes carisma. Trabaja en las cosas brillantes tú sólo. Encuentra tu nicho y haz cosas increíbles con tu talento. Encuentra personas con carisma para que promuevan tu proyecto por ti.
  • No eres organizado. Simplifica las cosas de modo que no necesiten organización (si sólo tienes un par de cosas, no es necesario organizarlas). Se un genio creativo en lugar de una persona diligente y organizada.
  • No eres bueno con la tecnología. Usa tecnología simple. Trabaja con papel o archivos de texto simple. Esto te permitirá concentrarte más en tu trabajo en lugar de estar siempre en línea, tratando siempre de las últimas cosas, siempre aprendiendo nuevos métodos de codificación o lo que sea. Deja que los demás aprendan la tecnología para ti.
  • No tienes suficiente tiempo. ¡Genial! Así que toma tu tiempo limitado y utilízalo hasta el máximo efecto. Las limitaciones son buenas, nos obligan a elegir, y al hacerlo, nos obligan a elegir lo más esencial. Esto aumenta nuestra eficacia. Selecciona sólo la tarea que tendrá el mayor impacto.

¡Ya tienes la idea! Ahora comienza a convertir tus debilidades en fortalezas, empieza ahora mismo.

¿Cuáles son tus debilidades y cómo pueden convertirse en fortalezas? ¡Participa en los comentarios!

Comentarios

  1. ¡Gracias por la traducción! Me gustó mucho. Ojalá pudiera hacer el ejercicio propuesto con la misma facilidad que el autor. Se intentará.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por el comentario. Y seguro que puedes, ya nos contarás.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, la verdad. Lo comprato al 100 por 100.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Mertxe, me alegro que te haya gustado. Yo también comparto al 100%, de hecho escogí este artículo para comenzar la serie de traducciones Zen Habit porque me sentía especialmente identificado con el concepto de convertir debilidades en fortalezas

    ResponderEliminar
  5. Es curioso, yo suelo defender el planteamiento opuesto: me parece preferible centrarse en las propias fortalezas.

    El razonamiento es muy sencillo. Si una persona es una oradora mediocre, es posible que con entrenamiento pueda convertirse en una buena oradora. No obstante, si esa misma persona es una buena organizadora, puede llegar a convertirse en una oradora excelente (en contraposición, nunca será una oradora excelente).

    ¿Por qué no luchar por la excelencia?

    ResponderEliminar
  6. Gracias JFA por la aportación, muy interesante, pero no incompatible ¿no?, es decir,
    se puede mejorar en lo que ya se es bueno y al tiempo subsanar las deficiencias más importantes.

    Entiendo que depende mucho de las necesidades de cada uno, para un especialista puede ser más importante llegar a la excelencia en la disciplina en la que se especializó, pero por ejemplo para un emprendedor, que es alguien que inevitablemente tendrá que tocar varios instrumentos, quizás eleve mucho más su tono medio convertir debilidades en fortalezas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Respetamos los comentarios de Anónimos, pero se agradece la firma.
Se anularán los comentarios que:
1. No tengan algún tipo de relación con la temática de la nota.
2. Tenga insultos al autor de la nota o a otros comentaristas.
3. Sean de un troll o un hoygan
4. Hagan spam.

Entradas populares de este blog

¿Qué estás poniendo bajo la firma de tu mail?

Un comentario de ayer en el blog sobre sanciones LOPD me recordó un tema que hace tiempo quería comentar: esos curiosos avisos supuestamente legales tan frecuentes al pie de los correos electrónicos, con más tendencia al barroquismo y la extravagancia cuanto más grande es la empresa que lo envía. Se trata de una sanción de 1.200€ a una librería, que aunque incluía en sus correos un enlace a la Política de Privacidad en su web, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) determinó que aunque sea gratuito, no es un procedimiento sencillo ya que, por un lado, la información que se desprende del enlace no permite relacionarlo de forma fácil ni con el ejercicio del derecho de oposición al tratamiento de datos con fines comerciales ni con la existencia de un procedimiento habilitado para ello y, por otro lado, dicho enlace no remite directamente al procedimiento, sino que enlaza con la información. La historia completa en Cuestión de detalles. Comenta Alejandro , de Esal Consultore

La Lista Robinson de FECEMD y mis perplejidades

Hace ya unas semanas que la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD) anunció, con la colaboración de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), su servicio de Lista Robinson, un fichero de exclusión en los términos del artículo 49 del Nuevo Reglamento LOPD, que aseguraban permitirá a los ciudadanos inscribirse para evitar recibir comunicaciones comerciales no deseadas, de empresas con las que no mantengan o no hayan mantenido algún tipo de relación. Como todas las noticias recogidas en diferentes medios me resultaban algo confusas, me he abstenido de dar ninguna opinión hasta no haber acudido a alguna de las presentaciones conjuntas FECEMD-AEPD previstas. Ayer estuve en la que se realizó en la sede de la CEOE en Madrid y tras dos horas de conferencia, preguntas y respuestas, si estoy escribiendo estas líneas no es porque me haya aclarado en absoluto... sino para compartir mis perplejidades y rogar que alguno de los ilustres profesionales del Derecho (e

¿Soluciones "a coste cero"?: empecemos a poner un poco de orden

Importantísimo artículo publicado ayer en El Mundo (otro documento imprescindible a partir de ahora en la carpeta de cualquier consultor, pincha la imagen para verlo más grande) denunciando el mal uso de los fondos para formación de trabajadores con el fin de enmascarar la prestación de servicios de consultoría en protección de datos: La protección de datos se financia con el Forcem. La antigua Forcem, ahora denominada Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, vuelve a estar en entredicho y otra vez es por el uso de los fondos destinados a la formación de trabajadores que gestiona. Empresas dedicadas a la implantación de la protección de datos están utilizando los recursos destinados a cursos de formación como reclamo para pagar sus servicios, en los que la formación únicamente sirve en ocasiones sólo para encubrir la financiación de los recursos. Es lo que ellos denominan la adaptación a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) "a coste cero" en algunos anu

Ya no soy el Coordinador Nacional de Ventas de Grupo Millar2

Como se puede imaginar el respetable lector, un titular así daría para muchos folios de explicaciones y matizaciones, pero como diría el castizo "total pa'qué". Y además Jaime Estevez ya lo explicó muy bien en cierta ocasión . Alguno pensará que no son formas: juro que desde hace más de un mes he pedido varias veces por escrito a la compañía que retirara mi nombre y cargo de la web corporativa y que consensuáramos una nota pública para anunciar la novedad... hasta hoy. The show must go on , afirma el clásico, y no seré yo quien lo enmiende. Damas y caballeros, se abre un mundo de posibilidades, permanezcan a la escucha (o hagan comentarios).

Imágenes libres y gratis (de verdad) ⦗ACTUALIZADO 2021⦘

Antes de nada aclaro el título: digo "de verdad" porque se da con cierta frecuencia una confusión respecto al término "libre" asociado a imágenes, equiparándolo a "puedo hacer con esto lo que quiera", pero resulta que no es así exactamente. Sin entrar en detalles técnicos, tenemos tres situaciones básicas: Derechos de autor (copyright) vigentes: el autor o herederos mantiene los derechos sobre la obra y cualquier uso necesita de su consentimiento. Dominio público: el periodo de protección legal de los derechos de autor ha terminado y la imagen puede ser usada por cualquiera. Creative Commons: el autor cede parte o todos los derechos sobre su obra de forma voluntaria en función de unas licencias predefinidas. Existen por tanto imágenes que sí son "libres" en sentido estricto, es decir, que puedes utilizarlas gratis para cualquier uso (incluso comercial), transformarlas como quieras y no se requiere atribución ninguna a su autor original: se trat