Ir al contenido principal

Cómo acabar con tus excusas

Artículo original de Leo Babauta en Zen Habits: How to Kill Your Excuses. Traducción: Jesús Pérez Serna.

Todos inventamos excusas.

Pero el éxito es de aquellos que pueden matar las excusas como a los miserables gusanos que son.

Estoy demasiado cansado. No tengo tiempo. No me siento motivado. Prefiero no hacer nada. No tengo el dinero, equipos, espacio. No puedo porque ...

Todos inventamos excusas. A continuación: cómo acabar con ellas.

  1. Ver lo positivo. Las excusas se suelen inventar porque ya no tenemos ganas de hacer algo, estamos acentuando lo negativo. En su lugar enfócate en lo divertido de las cosas, en la felicidad que hay en ellas. Mantén una actitud positiva, o nunca podrás con las excusas.
  2. Asume la responsabilidad. Las excusas son formas de esquivar la responsabilidad. Si no tenemos el tiempo, dinero, equipo, etc, entonces no es culpa nuestra, ¿verdad? Incorrecto. Asume la responsabilidad y encuentra la solución.
  3. Encontrar una solución. Para cada problema hay una solución. ¿No tienes tiempo? Empieza con sólo 5-10 minutos. Encuentra el tiempo. Despierta antes. Hazlo durante el almuerzo. ¿No tienes gimnasio? Haz ejercicios en casa o en la oficina. ¿No tienes energía? Hazlo cuando se tienen los niveles más elevados de energía. Eres inteligente. Averigua la solución.
  4. Consulta tu objetivo. Esta es tu motivación, tu razón para hacerlo. Claro, podrías sentarte en el sofá, pero si piensas acerca de porqué deseas realmente conseguir una meta, te motivarás. Visualiza ese objetivo y empieza.
  5. Rinde cuentas. Ten un mentor fuera del trabajo, un socio de proyecto, un equipo, alguien a quien informar. Si tienes que cumplir con un entrenador o compañero, es más probable que hagas algo.
  6. Sigue adelante y encuentra tus excusas. Entonces, hazlo de todos modos.
  7. Mira este vídeo (en inglés). A continuación, ve y hazlo.

Comentarios

  1. ¡Ay que sí! Yo la primera en inventar una tras otra, a ver si con este artículo me reformo

    ResponderEliminar
  2. Pienso que la 5 es la única imprescindible, es muy fácil ceder a tentaciones y procrastinar a lo bestia sino tienes que justificar tu trabajo ante nadie.
    Como alternativa se puede buscar un lugar de trabajo colectivo (coworking) que genere un ambiente de productividad lejos de los vicios de tu casa.

    ResponderEliminar
  3. Ana: supongo que será más cosa de tu voluntad que de este u otro artículo. Ya sabes: ve y hazlo ;-)

    Paco: tienes razón, aunque realmente la primera justificación debería ser ante ti mismo, y ese creo que siempre te acompaña, no puedes librarte de él :P

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí no me hace falta niguna excusa para tirarme en el sofá :P

    ResponderEliminar
  5. Bueno esto no es más que otra lucha más contra la mente, que es un torrente continuo de pensamientos influidos por todo lo que nos

    rodea y lleva mucha mierda consigo, y de ahí muchas negatividades, porque el mundo esta lleno de negatividad me parece.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Respetamos los comentarios de Anónimos, pero se agradece la firma.
Se anularán los comentarios que:
1. No tengan algún tipo de relación con la temática de la nota.
2. Tenga insultos al autor de la nota o a otros comentaristas.
3. Sean de un troll o un hoygan
4. Hagan spam.

Entradas populares de este blog

¿Qué estás poniendo bajo la firma de tu mail?

Un comentario de ayer en el blog sobre sanciones LOPD me recordó un tema que hace tiempo quería comentar: esos curiosos avisos supuestamente legales tan frecuentes al pie de los correos electrónicos, con más tendencia al barroquismo y la extravagancia cuanto más grande es la empresa que lo envía. Se trata de una sanción de 1.200€ a una librería, que aunque incluía en sus correos un enlace a la Política de Privacidad en su web, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) determinó que aunque sea gratuito, no es un procedimiento sencillo ya que, por un lado, la información que se desprende del enlace no permite relacionarlo de forma fácil ni con el ejercicio del derecho de oposición al tratamiento de datos con fines comerciales ni con la existencia de un procedimiento habilitado para ello y, por otro lado, dicho enlace no remite directamente al procedimiento, sino que enlaza con la información. La historia completa en Cuestión de detalles. Comenta Alejandro , de Esal Consultore

La Lista Robinson de FECEMD y mis perplejidades

Hace ya unas semanas que la Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEMD) anunció, con la colaboración de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), su servicio de Lista Robinson, un fichero de exclusión en los términos del artículo 49 del Nuevo Reglamento LOPD, que aseguraban permitirá a los ciudadanos inscribirse para evitar recibir comunicaciones comerciales no deseadas, de empresas con las que no mantengan o no hayan mantenido algún tipo de relación. Como todas las noticias recogidas en diferentes medios me resultaban algo confusas, me he abstenido de dar ninguna opinión hasta no haber acudido a alguna de las presentaciones conjuntas FECEMD-AEPD previstas. Ayer estuve en la que se realizó en la sede de la CEOE en Madrid y tras dos horas de conferencia, preguntas y respuestas, si estoy escribiendo estas líneas no es porque me haya aclarado en absoluto... sino para compartir mis perplejidades y rogar que alguno de los ilustres profesionales del Derecho (e

Traducción automática de reseñas en Google Maps

La próxima vez que estés viajando y mires la ficha de un negocio en un idioma extranjero, Google Maps traducirá las reseñas de forma automática al idioma definido en tu dispositivo móvil. O si desde casa o el trabajo buscas información planeando un viaje, lo mismo ocurrirá en tu equipo de escritorio. Así que si estás en un país extranjero y buscas un lugar para comer, por ejemplo, las críticas que encuentres aparecerán en el idioma que hayas establecido en tu dispositivo. Y si eres propietario de un negocio local, analiza lo que significa que también personas que buscan información sobre tu localidad desde el extranjero puedan leer las reseñas sobre tu negocio. Google dice que esto ocurrirá automáticamente al realizar una búsqueda en Google Maps o en la aplicación de búsqueda, así como en las búsuqedas desde ordenadores de escritorio. Al leer las revisiones, la versión traducida aparecerá primero seguida de la versión original. Aquí hay un ejemplo sobre la búsqueda de resta