El inventario de clientes

Según el DRAE la primera acepción de "inventario" es:
Asiento de los bienes y demás cosas pertenecientes a una persona o comunidad, hecho con orden y precisión.
No hay bien más precioso para un vendedor que sus clientes, así que resulta evidente la necesidad de repasar el inventario de éstos con cierta frecuencia y estos objetivos:
  • Evaluar los productos y servicios adquiridos para detectar nuevas oportunidades de venta: así por ejemplo con los mantenimientos de servicios o las renovaciones anuales de créditos formativos, o con los nuevos servicios que lance la empresa.
  • Determinar el nivel de satisfacción. Conviene repasar de cuanto en cuanto si el cliente esta satisfecho o tiene dudas o algún problema con nuestros servicios. Recuerda que la peor queja de un cliente es la que no dice, esa no la podemos resolver.
  • Perseguir las referencias. Quizás tras la firma del primer pedido ese cliente tan seco y/o desconfiado no mostró ningún ánimo de introducirte en su círculo de referencias, pero si ya llevas tiempo trabajando con él, has respondido con agilidad y resuelto sus demandas y has cumplido el punto anterior, es posible que ahora reaccione de otra forma si le pides que te presente a sus conocidos o a su asesor o al presidente de su gremio.
Y tu ¿cada cuánto tiempo haces inventario de clientes?

Fotografía: Tito Pedro 
Marketing Positivo, Actualizado en: jueves, marzo 05, 2009